Inicio Actualidad A Pie de Bota

A Pie de Bota

828
Compartir
A Pie de Bota

Entramos al ritmo de ‘Immigrant Song’ de los Led Zeppelin en Bodegas Elías González y nos dirigimos a la Bodega Nuestra Señora de la Caridad. Justo allí, en la crujía, empezamos a disfrutar de uno de los momentos que más me fascinan, ese instante se refleja cuando entras en una bodega y percibes ese recogimiento. Puro silencio, donde se inspira el alma que nos proporcionan estos grandes reservas, sólo interrumpido por el bombear de ‘las Micros’.

A Pie de Bota

Hoy estamos en Sanlúcar. Caña en mano Santiago González gerente de Bodegas Elías, nos guía hacia una bota que el mismo ha elegido para darnos autentico ‘jamón de pata negra’. No echamos de menos ni el acompañamiento del tomate con sal en papel de estraza. Simplemente pasamos automáticamente del ‘Immigrant Song’ campañeras y compañeros, al celestial ‘Stairway to Heaven’. Manzanilla clásica, en ‘Rama’ y a pie de bota.

Mientras degustamos este vino aparecen Rafael Lama, antiguo capataz de estas bodegas y su actual homólogo José Vital. “Os dejo en buenas manos” nos certifica Santiago, eso quiere decir ni más ni menos que entramos en ‘buhio’ compañeros.

A Pie de BotaRafael nos acompaña hacia la Sacristía de Elías, (que nos gusta esa denominación) y nos instituye al caminar entre las andanas, una autentica cátedra de vinos. Ondeando la bandera del acervo de bodega, pasamos de una Manzanilla “pa hartarse” a otra “pa Rabiar”. Siendo un poco más explícito “¡Una Manzanilla Pa gritarle!”. Rafael nos enseña al destapar una ‘corcha’ e introducir la caña; no una flor, sino toda una “coliflor” impregnada en el cubilete.

A Pie de Bota“Y ahora vamos a tomar un ‘amontillao’” nos espeta con elegancia. Este es uno de los jereces al que le denomino el vino chivato, solo unas gotas caen al suelo y ya perfuma el lugar donde nos movemos. “ Y, esta es una manzanilla pasada reserva que también embotellamos” nos comunica José.

Para entender la grandeza de sus vinos, las Bodegas Elías desde siempre han sido una bodega almacenista, tienen unos vinos de máxima calidad, parafraseando uno de sus lemas: “Sólo vinos de calidad: de la Solera al consumidor”, donde podemos encontrar en sus instalaciones hacía la avenida del V Centenario un despacho de vino con todos sus grandes productos servidos por Ana Montaño. Desde la manzanilla clásica a la manzanilla fina, pedro ximénez y moscatel, por supuesto, también disponen de un pequeño apartado de Vinos y Vinagres de Jerez de primeras marcas.

A Pie de BotaLa manzanilla fina nos comenta José “posee una media de edad entorno a los tres años, y la clásica ronda los cinco y seis”. ¿Y los olorosos y amontillados José? “Los vinos de crianza oxidativa están entre los diez años de vejez” nos afirma. La materia prima que refresca a estas manzanillas procede entre la viña Casa Santa, situado en el Pago de los Tercios y la Viña Olivar de Ledesma (Chipiona). La Molturación de la Listán se produce por primera vez en el año 1980 en estas instalaciones, ya que es en 1979 cuando se funda esta bodega de Nuestra Señora de la Caridad, en honor a la abuela de Santiago González.

 

Y con José nos quedamos para concluir nuestra visita, un capataz joven que respira una gran pasión hacia lo que hace, un referente para el que escribe y más sabiendo que pocos jóvenes disfrutan y viven la crianza de nuestros vinos como él. Hay que saber escuchar a nuestros mayores,- es una gran virtud en los tiempos que corren- y José, sabe escuchar muy bien. Pura prudencia y cariño que transmite a sus vinos sumada a toda la sabiduría cedida por Santiago y Rafael.

A Pie de Bota

Sin dudas alguna, Bodegas Elías tiene una manzanilla de auténtico tronío, donde tres generaciones del buen hacer los alaba. Toda una recomendación.