Inicio Jerez Bandera Roja

Bandera Roja

544
Compartir
Bandera Roja

Con los primeros fríos, comienza la denominada ‘Ruta del Mosto’. A muchos de los que nos visitan les llama poderosamente la atención que el mosto el cual van a beber sea lo más parecido a un vino blanco.

Y realmente no andan equivocados, ya que al fin y al cabo, al Mosto que nosotros conocemos se le denomina así por ser el primer vino de uva palomino fermentado, con un grado alcohólico de un 12%.

Bandera roja del Tabanco EscuelaEmpezándose a beber a partir del mes de noviembre, sin embargo, para que un buen Mosto decante debe hacer frío, “esa pelúa que te hace ponerte el abrigo varios días, ¡Ahí, es cuando el Mosto está en su verdadero punto!”, nos comenta un ‘arrumbaor’.

El Jerez joven acaba de nacer y en las Tabernas, Tabancos o establecimiento donde se expende este preciado ‘elixir’ de nuestra tierra albariza, se tiende al ritualizar, a compartir con los nuestros el aroma de nuestras raíces. El arraigo de nuestra cultura jerezana donde aflora nuestra suculenta gastronomía, el compartir, sin dar “un cucharón y paso atrás” a la berza, el ajo, las aceitunas aliñás, la sopa o Tomate o el arencón. La reunión en el Tabanco, la Taberna, la viña o el Cortijo para degustar cada trago al paladar y compararlo, criticarlo con otras ventas y mostos donde se despachan y concretar definitivamente la ruta que nos apetezca según el gusto particular de cada uno.

Bandera roja del Tabanco EscuelaUnas de las señas de identidad de todos estos establecimientos y viñas que expiden mosto, es sin duda las Banderas Rojas que jalonan en las entradas por carretera, con la respectiva señalización de la viña o pago de la campiña jerezana, también, esas mismas enseñas rojas ondean orgullosas en los dinteles de los establecimientos.

Antes de utilizar este distintivo, nos llamó a la curiosidad cuál sería su procedencia. La cuestión de por qué ese color. Consultando el libro de Juan de La Plata ‘Los Tabancos y Ventas de Jerez’ y parafraseando a este investigador jerezano “(…) la antiquísima costumbre, hoy día desaparecida, de colocar un ramo o rama de olivo, sobre la puerta de los Tabancos, para indicar que allí se vendía vino (…), los ramos sobre los tabancos no tenían otra función, en su tiempo, que señalar tales lugares, para distinguirlos del común de los demás”. Incluso otros locales como las Mancebías o prostíbulos utilizaban ‘ramas’ para advertir al cliente de que allí se ejercía la prostitución, de ahí, la derivación etimológica de ‘rameras’ a estas mujeres.

Bandera roja de la BodeguitaLa bandera roja, es un distintivo que señala el establecimiento donde se vende mosto. Incierto es que sea una práctica simbólica de hace más de un siglo, como se advierte en varios trabajos, ya que según nos constatan, es un símbolo que nace en la década de los 70 del pasado S. XX. Según las diversas fuentes que hemos podido recopilar de las diferentes poblaciones del Marco, hay tres connotaciones, la primera se reduce en un color que advierte al transeúnte que pare. Parecido en simbolismo a un antiguo ‘pare y beba’, solo queda uno en la barriada La Plata, y resumido en una bandera. Incluso esa indicación de ‘parar’ establece en su significado en comparativas con la bandera roja de la Guardia Civil.

La siguiente relación de fuentes, coincide en que esa bandera es una posible copia de los ‘Mostos’ extremeños y del norte de España de vino blanco, donde se marca con una banderola blanca y el mosto de ‘tinta del País’ de color rojo, extrapolando esta última bandera a nuestro Marco como símbolo del Mosto de palomino y extendiéndose por todos los despachos y viñas de la campiña.

Bandera roja del Tabanco La PandillaLa tercera sugerencia coincidió también en varios puntos del Marco, llamándonos la atención de que el color rojo contendría una identidad política, al mantener los encuestados la coincidencia de que esta insignia surge en los años 70 del pasado siglo, sobre todo en localidades como Trebujena o Lebrija de identidad jornalera y trabajadora. El rojo, por entonces era un color llamativo, donde fueron a la sazón el lugar de reunión de la clase proletaria, y el mosto, el vino de los estratos más desfavorecidos, aprovechándose al mismo tiempo los últimos coletazos del régimen franquista para poner dicho color.

Cada uno puede sacar sus propias conclusiones, pero lo que sí es cierto es que el Mosto sigue hoy siendo parte de nuestra cultura y su bandera, la roja, indica al transeúnte o caminante la información necesaria para poder parar y beber el exquisito Jerez joven.

Artículo publicado en el periódico digital +Jerez el 19 de Diciembre del 2013.

Damos nuestro agradecimiento a todas y todos los que han colaborado con esta encuesta para La Sacristía del Caminante, en especial atención a el periódico digital +Jerez, Antonio Sánchez Alcázar, Antonio Pazos, Francisco Javier Fernández y Jaime Jiménez del Tabanco Plateros, Mireia Dot y Lola Rodriguez del Tabanco El Guitarrón de San Pedro, Pepe Martín de la Bodeguita, Bosco Delage y Antonio Ruíz de Tabanco La Pandilla, José Becerra del Tabanco Escuela, el equipo del Tabanco San Pablo con Jesús Muñoz a la cabeza y nuestros amigos Borja Pérez, Miguel Dominguel y parroquianos del Tabanco El Pasaje Todos, la Carandana, El Bollao La Canaleja, el Domi, La Gaviota y muchísimos mas. Muchas ‘Sacristías’ para un buen caminante… ¿Os apuntáis a la subcultura del Jerez?