Inicio Bodegas Grupo Estévez: Una ‘DOC’ Interior

Grupo Estévez: Una ‘DOC’ Interior

400
0
Grupo Estévez: Una 'DOC' Interior

Comienza a embotellar sus marcas de fino, manzanilla y amontillado, entre las que están ‘Tío Mateo’, ‘La Guita’ y ‘Tío Diego’, con alcohol vínico destilado a partir de mostos de Jerez, un paso adelante en la “autenticidad” que para la bodega significa que todo el contenido de estos vinos proceda 100 por cien de Jerez, lo que acerca sus parámetros de funcionamiento a los de una denominación de origen calificada (DOC).

El Grupo Estévez anunció el jueves que todas sus marcas de fino, manzanilla y amontillado se están reponiendo ya en su totalidad a partir de uva de Jerez, es decir, que el alcohol vínico necesario para que los vinos alcancen la graduación reglamentaria se consigue a partir de la destilación de mostos procedentes de uva de Jerez, por lo que todo el líquido embotellado en estos tipo de vino será procedente del Marco. En este sentido, por lo que a estos tipos de vino se refiere, la empresa ha comenzado a aplicar parámetros internos equiparables a los de una Denominación de Origen Calificada (DOC) y entiende que el futuro del conjunto del sector pasa porque todos los agentes que lo forman vayan dando pasos en este sentido.

Grupo Estévez: Una 'DOC' Interior

Para el presidente de la compañía, José Ramón Estévez, este es un paso más allá en la trazabilidad de los vinos de Jerez, una trazabilidad “que a partir de ahora comienza y termina en Jerez”, en lo que considera una apuesta del grupo por la “autenticidad”, por ofrecer un producto que considera “100 por cien genuinamente de Jerez”. “Se trata de volver a dar la máxima importancia al origen de nuestro vino. El sistema de criaderas y soleras, el hecho de que la mayoría de las bodegas estuvieran en manos de multinacionales… hay varios factores que han hecho que con el paso del tiempo Jerez se haya ido desentendiendo del origen; tenemos que dar un giro radical, tenemos que volver a la tierra. En el mundo de los grandes vinos siempre flaqueamos cuando llega el momento de hablar del origen, en el sector hemos sido siempre muy cortoplacistas”, señaló, que afirmó a continuación que “desde el Grupo Estévez queremos partir de cero; Jerez tiene que pegar un cambio radical, las ventas caen año tras año, la riqueza no se aprovecha como debiera… lo cierto es que tenemos un sector desequilibrado que debería ser estable y sostenible para todos los agentes”. Desde su punto de vista, no tiene lógica que para la elaboración de mostos concentrados y alcohol vínico se traiga producto de fuera mientras que año tras año se producen excedentes –y la correspondiente descalificación- en la producción de uva del Marco de Jerez. En este contexto, Estévez circunscribe el paso que ha comenzado a dar el grupo al pasar a 100 por cien Jerez en marcas fundamentales de su portafolio como ‘La Guita’, ‘Tío Mateo’ y ‘Tío Diego’, fino, manzanilla y amontillado respectivamente que “por su crianza biológica y su cercanía a la tierra” considera sin tapujos como los vinos “más auténticos”.

El presidente del grupo mostró su deseo de que otras compañías se sumen a esta iniciativa, porque estima que redundará forzosamente en una mejora del prestigio y de la imagen que el consumidor final tiene del vino de Jerez, pero también en una mejora de la rentabilidad en todo el sistema productivo del vino, empezando por la viña. “Tenemos que ser capaces de generar valor desde la base”, añadió. Estévez cree que no solo las bodegas sino los viticultores, y en especial las cooperativas, deben dar un paso adelante en este sentido y no tuvo ningún problema en hablar directamente de la necesaria “industrialización” de este ‘subsector’, que debe buscar nuevos horizontes para rentabilizar la uva en un contexto también novedoso. En este sentido, dijo que “el Grupo Estévez está dispuesto a participar, pero yo creo que deben ser las cooperativas las que deberían capitanear que el Marco tuviera una destilería, una iniciativa que podría crear riqueza, dar respuesta a esta demanda que espero que sea creciente [alcohol vínico de Jerez] e incluso dar salida a explotaciones intensivas de viñedo cuya producción se destinaría directamente a destilación”, dijo, a la vez que recordó que ha sido su propio grupo el que ha puesto sobre la mesa sectorial agroalimentaria de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) la posibilidad de que el marco de Jerez cuente a medio plazo con una destilería. “Falta valentía y dar pasos adelante. Nosotros con nuestros finos y manzanillas hemos comenzado a funcionar como una DOC porque creemos, porque estamos convencidos, de que por ahí pasa el futuro de Jerez. Todos debemos adaptarnos. Bodegas, cooperativas, viñistas… pero también el Consejo Regulador, que tiene, por ejemplo, un pliego de condiciones de las denominaciones de origen [Jerez-Xérès-Sherry y manzanillas] que es un auténtico galimatías, está lleno de incongruencias. Las denominaciones de origen o se reformulan o no tienen futuro”, concluyó.

Hablando ya de temas de actualidad sectorial, Estévez mostró su oposición frontal al envasado de manzanilla en ‘bag in box’, una práctica a la que calificó abiertamente como ilegal, recordó que el 95% del sector -por volumen- se opone a dicho formato y dijo que está haciendo “mucho daño”. Estévez criticó tanto a la Junta “que ha politizado este asunto y que mira hacia otro lado” como al Consejo Regulador por la “pasividad” que ha venido demostrando ante el problema. Con este panorama, vaticinó la judicialización de esta cuestión, algo que no se habría producido ya citando el viejo aforismo de que “más vale un mal arreglo que un buen pleito”.

Compartir
Artículo anteriorUnión entre la Ternera Retinta con los Vinos de Jerez de González Byass
Artículo siguienteCaminando por El Gallo Azul
Carlos Piedras
Veterano periodista y nuevo colaborador de esta casa ha trabajado en Diario de Jerez desde 1998 a 2010, como redactor y redactor jefe. Vinculado siempre a la información del mundo del Jerez, ha trabajado en Aecovi-Jerez y Asaja-Cádiz. Siendo a día de hoy socio fundador y colaborador de La Voz del Sur. A sus 49 años, madrileño residente en Jerez y licenciado en Periodismo. Tiene su recorrido profesional en Diario de Jerez, Diario YA de Madrid (época de Antena 3), Información Jerez, corresponsalía de El Mundo en Jerez etc...