Inicio Opinión Los Renegados Del Jerez

Los Renegados Del Jerez

431
Compartir
Movimiento de ideas frente al inmovilismo

LA CONCHINCHINA DE KINO: por Kino Gutiérrez

Una nueva sección en La Sacristía del Caminante; Joaquín Gutiérrez veterano hostelero y regente del Tabanco Gourmet; Tabankino, nos da una visión del mundo del vino desde detrás de la barra, una apuesta y oportunidad única para que el lector se vea inmerso en otra perspectiva. La denominación del título de esta sección parte del mismo Kino Gutiérrez; la Conchinchina, un término caído en desuso, era una pequeña casetita de no más de medio metro, con un tejado a dos aguas y una obertura en lugar de puerta con una vela dentro. Se usaba para ver la pureza y claridad del vino.


LOS RENEGADOS DEL JEREZ

Hablar o escribir de vino de Jerez es como citar un poema de Calderón de la Barca o narrar una novela de Caballero Bonald: es intenso, profundo y notorio; pocos vinos se pueden comparar en el mundo al Jerez. De todos son conocidos su fino, su amontillado, su oloroso… pero al igual que las extensas familias hay hijos predilectos e hijos ignorados y entre ellos se encuentran dos que apenas se nombran o se consumen: hablo del Pale Cream y el Medium.

Estos dos vinos en concreto son los de la memoria perdida, los que pueden marcar la diferencia con respecto al resto de sus hermanos por los diferentes y enigmáticos que son pero no dejan de ser eso: vinos de Jerez. Pero para poder hablar de ellos y enamorarles debemos explicar en qué consisten realmente. El Pale Cream es un vino generoso de licor propio de las regiones vinícolas andaluzas del Marco de Jerez, Montilla-Moriles, Málaga, y El Condado de Huelva, obtenido a partir a partir de una mezcla de vino seco y vino dulce. Su graduación alcohólica es de entre 15 y 22º. Su color habitual es oro pálido. La variedad de uva más utilizada para su elaboración es la Pedro Ximénez. Tiene la frescura característica de un fino pero con la dulzura de un cream.

El Medium es un vino dulce generoso de licor, propio del Marco de Jerez. Se obtiene a partir de una mezcla de vino seco y vino dulce; por ejemplo Pedro Ximénez y un vino oloroso. El resultado es un vino de color ámbar a caoba claro, con un aroma atenuado y paladar ligeramente dulce y almendrado. Su graduación alcohólica es de entre 15 y 22º. Una vez expuesto enológicamente que son, vamos ahora a debatir el porqué de adjudicarles el título de los RENEGADOS. En primer lugar, tengo que afirmar (bajo pena de llevarme más de un cogotazo) el sin saber, la ignorancia y el desconocimiento que tenemos en comparación con otras zonas de España acerca del vino.

Sea como fuere y por mucho que queramos presumir de nuestro vino nos quedamos a años luz de valorar el vino que se hace en esta santa tierra, de amar y saber cómo se hace de verdad un fino, un amontillado, un cream…y lo que más me ofusca es como racaneamos en el precio a la hora de pedir y saborear una cata de nuestro producto.  Y en segundo lugar me indigna el marquismo que existe entre la gente a la hora de pedirlo, de cómo no salimos del tipicismo de sota, caballo y rey.

¡Señores…abramos nuestra mente y demostremos que aquí se sabe pedir una copa de Jerez con criterio! Y sobre todo dense la oportunidad de probar y saborear a nuestros renegados, nuestros hijos pródigos del vino…a nuestro Pale Cream y Medium.