Inicio Gastronomía Tapeando por Tabanco Mesones

Tapeando por Tabanco Mesones

430
Compartir
Tapeando por Tabanco Mesones

Paseando por Jerez, me encontré en la calle Mesones. La cual todos recordamos por el mítico negocio de los Hermanos Perea, por donde muchos hemos pasado a comprar chucherías de pequeños.

Negocio desaparecido a través de los años y en su lugar nos encontramos el Tabanco Mesones, con ya siete años de antigüedad.

Un lugar pequeño, acogedor, realmente un Tabanco donde reinan los vinos de Jerez, el queso y las chacinas.

Cuál fue mi sorpresa al ver en la carta una tapa diferente, no muy típica de estos lares. Las Patatas de Sanlúcar con Chimichurri Especial (¡Receta Secreta!).

Una patata de tamaño mediano, bastante cocida pero entera, con su piel. Cortada en forma de flor y Aderezada de esta tremenda salsa de color rojizo por el pimentón dulce, y oscura a la vez por las especias que contiene. Solamente su olor, un abanico de fragancias, te transporta al paraíso de las especias.

Para acompañar las patatas he elegido un Buen Oloroso de las bodegas Almocadén. De color caoba, gran bouquet de oxidación, dominan notas de maderas integradas con matices de nuez moscada. Gran estructura, muy expresivo y larga permanencia en boca. Combinación perfecta.

El primer bocado lo dijo todo, la patata se deshizo en la boca, no en el plato al cortarla, convirtiéndose en una explosión para el paladar, de cremosa patata, mezclada con los toques picantones de Cayena de la salsa. Toques de orégano, tomillo, comino, pero con el justo toque, apenas se notaba su presencia. Notable pero muy suave el Vinagre de Jerez, y los matices del ajo, que se deslizan en la untuosidad del aceite de oliva virgen extra. Jugosidad y sabrosura.

Sobre la salsa Chimichurri hay muchísimas historias. Después de investigaciones, para mí, la más creíble es la del Irlandés Jimmy McCurry, que encontrándose en Argentina y queriendo cocinar la famosa salsa Worcestershire sin tener los ingredientes apropiados, optó por una elaboración similar con los productos locales, naciendo así en el siglo XIX la Salsa Chimichurri.

Hoy en día, en la elaboración de la salsa, cada uno le da su toque especial, como es en el caso de Juan Luis, en el Tabanco Mesones.

Bocado a bocado y sorbo a sorbo descubrí que es bueno introducir platos simples y tremendos a la vez dentro de nuestra gastronomía.

¡Os recomiendo hacer una visita al Tabanco Mesones y que os delatéis con esta increíble tapa!.

Compartir
Artículo anteriorCata en Sevilla
Artículo siguienteCaviar de Celeiro, Tienda Gourmet Entre 2 Jotas
Priscilla Lozano
Descendiente de familia bodeguera. Tras mis estudios de Dirección Internacional de Empresas, decidí introducirme en el maravilloso mundo de los vinos, siendo hoy en día Formadora Homologada en Vinos de Jerez. Pasión, amor y dedicación por un mundo que empieza de nuevo a resurgir: EL VINO Y SU CULTURA.