Inicio Jerez Un Buen día para disfrutar de un Oloroso

Un Buen día para disfrutar de un Oloroso

681
Compartir
Un Buen día para disfrutar de un Oloroso

El Oloroso es el Jerez por excelencia, el más antiguo y el más Gitano.

El mismo que hace entonar por bulerías a nuestros artistas, elevar ese espíritu y degustar la vida de otra manera.

Su color caoba, debido a la crianza oxidativa y su ‘bouquet’ o aroma nos hacen recordar a la primavera, esa oxidación en botas que cuando pasamos por una crujía o cerca de una bodega nos percatamos que ahí duerme sus intensas soleras.

Justo parecido cuando pasamos por al lado de un naranjo y olfateamos los primeros brotes azahar. Y es que el oloroso es uno de esos jereces que magnetizan, en boca se aprecian perfectamente los taninos de su crianza lenta en botas o barricas de roble americano. Como su nombre indica, es un vino muy aromático, intenso y peculiar.

En el interior del Marco las madres y soleras y el clima jerezano hacen que el oloroso esté en su punto más álgido. Mientras que en la costa suelen ser más suaves notándose un poco más las glicerinas.

Así que a vuestra salud, hoy nos vamos a tomar un Oloroso en catavino… como debe de ser. Salud.

Compartir
Artículo anteriorActividades semanales en Tabanco El Pasaje
Artículo siguienteParada en el Tabanco Mesones
Francisco José Becerra
Co-fundador de La Sacristía del Caminante, es Licenciado en Historia por la Universidad de Cádiz aunque nunca se ha apartado del mundo del vino de Jerez debido a su trabajo como técnico operario en la prestigiosa Bodega familiar de González Byass, donde ha aprendido la práctica del buen hacer de nuestros vinos de la mano de grandes profesionales ‘arrumbaores’, capataces, técnicos y trabajadores.