Inicio Actualidad Una visita al Tabanco de San Pablo

Una visita al Tabanco de San Pablo

791
Compartir

Tabanco de San PabloHoy hace uno de esos días por los que merece la pena pasear por Jerez. Un clima suave con el cielo azul y nubes cirrosa los aromas primaverales se funden intensos, sobre todo el de garrapiñadas junto a los de claveles de sangre de toro con su perfume a clavo en las balconadas, mezclando por supuesto la fragancia a azahar que proclama a la primavera de la baja Andalucía

Pues sí, por las garrapiñadas claro está, nos situamos frente por frente a la capillita del Señor de la Puerta Real. Sibarita de lo bueno y lo auténtico diría yo.

Una visita al Tabanco de San PabloUna visita al Tabanco de San Pablo

Nos dirigimos hacia el Barrio de San Miguel, uno de esos barrios jerezanos con solera de innumerables grandes artistas como Francisca Méndez la Paquera de Jerez, Don Antonio Chacón, Manuel Torres, Lola Flores, Manuel Parrilla, imagineros como José de Arce o el mismísimo maestro sevillano de la madera Juan Martínez Montañés los cuales trabajaron el retablo de la iglesia titular y se hospedaron en el mismo arrabal.

Entramos a San Miguel por Calle Caballeros y la enfilamos hasta el primer cruce haciendo esquina con calle San Pablo. El bullicio se palpa, hay ambiente, gentío, los naranjos de esta misma calle peatonal emanan olor primaveral que incita a la charla, a quitarte las penas del chaparrón que nos está cayendo por culpa de unos pocos que se lo han llevado todo calentito, lastima de indeseables que ahora mismo vamos a intentar olvidar.

Una visita al Tabanco de San PabloUna visita al Tabanco de San Pablo

Me aproximo a la puerta del Tabanco San Pablo, donde a lo lejos ya está Borjita ofreciéndonos refrigerio. Contactamos con él en la barra y me sirve un Jerez Amontillado fresquito. Nos apoyamos en ese precioso retablo de caoba con nuestro vaso mientras afablemente hablamos con el amigo Jesús Muñoz, propietario del local, mientras nos ponen jamón de mono o cacahuetes, como lo prefieran, para acompañar nuestros Jereces.

Una visita al Tabanco de San PabloEl Tabanco de San Pablo es lo que denominamos en la Sacristía del Caminante un tabanco Catedral, la parroquia alterna todo tipo de gentes, desde mayores, los señores, los jóvenes y ciudadanos de otros países que nos visitan y que tienen a este tabanco como un gran referente del Jerez. Las tapas vuelan, mientras no para de servirse vino muy frio.

La tasca San Pablo como así la conocemos en nuestro circulo tiene un encanto añejo, romántico y bodeguero, poseyendo a su derecha toda una andana montada en tercera de excelente oloroso que forma ni más ni menos una crujía o calle bodeguera en pleno tabanco.

Sus paredes son un auténtico Museo al costumbrismo jerezano y andaluz. Fotos de toreros, tocaores, cantaoras y cantaores, Lola Flores y el Cristo de la Expiración nos recuerdan que estamos en el barrio de San Miguel. Rociadores, redores de esparto, jarras bodegueras que cuelgan por la pared y otra andana de botas detrás de la barra nos invitan a regocijarnos en la cultura del Jerez.

San Pablo abrió sus Puertas, nos cuenta el propietario, en el año 1934 de la mano de Manuel Muñoz Peña conocidos por todo como el Tío Manue, dirigiendo el tabanco hasta el año de 1976 cediéndoselo a su sobrino Anastasio Muñoz, apodado el Nene, dando paso junto a su hijo mayor Juan Manuel a la segunda generación tabanquera. La tercera generación viene de la mano de Jesús Muñoz quien se hace cargo de la tasca a principio de los noventa y que ahora preside la presidencia de la ruta de los tabancos jerezanos denominada Tabancora.

Una visita al Tabanco de San PabloUna visita al Tabanco de San Pablo

Jesús Muñoz es artífice de la reinvención del nuevo tabanco jerezano la veteranía en esta apuesta tan jerezana, no abandona la esencia de la tasca antigua, San Pablo ha conseguido mezclar gente de todas las edades.

Concierto del grupo Solera en el Tabanco de San Pablo

Hablar de San Pablo es cosmopolitismo en los parroquianos que lo frecuentan, alterna en su oferta cultural flamenco, chirigotas, grupos de Rock y Pop, personalidades del mundo del flamenco como el tocaor Paco Cepero, toreros como el jerezanísimo y santiaguero Rafael de Paula, o José Antonio Morantes han tocado la barra del San Pablo. El bullicio, las palmas, San Pablo en general y esta charla con el amigo Jesús hacen que él se pida un Moscatel fresquito –ole joé-, donde Borjita el camarero me hace un guiño, me acabo el vaso y le digo –Lo mismo, no te preocupes que no me queo cojo, ponme la penúltima…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...