Inicio Cultura El Duque de Medinaceli, Montilla y las Bodegas González Byass

El Duque de Medinaceli, Montilla y las Bodegas González Byass

1301
El Duque de Medinaceli, Montilla y las Bodegas González Byass
Toneles antiguos procedentes de la Bodega de la Tercia en Montilla, propiedad de los Duques de Medinaceli.

La firma jerezana González Byass cuenta en sus instalaciones con la afamada Bodega Los Apóstoles. Construida en 1857 con los materiales propios de las bodegas decimonónicas del Marco, muros de mampostería embellecidos con encalados y el empleo de la piedra para un total de 56 columnas sobre planta cuadrada, que elevan cubiertas de madera, con un manto de tejas que dan al exterior.

En su perímetro descansan oscuras pirámides de barricas de vino, donde envejece el laureado Apóstoles Palo Cortado V.O.R.S. de la casa bodeguera, con más de 30 años de vejez.

Si accedemos a la bodega desde la galería en la que se exponen diferentes retratos familiares, justo a la derecha, veremos un rincón protegido a punta de lanza, donde descansa sobre el albero un verdadero tesoro del patrimonio bodeguero en la ciudad. Una colección de viejos toneles, que para muchos pasan desapercibidos y que, en este artículo, me gustaría recordar y poner en valor.

Las barricas del Duque

El conjunto se compone de un total de 16 barricas de vino muy antiguas, únicas en el Marco de Jerez, procedentes de la desaparecida Bodega de la Tercia en Montilla, propiedad de los Duques de Medinaceli desde el siglo XVII.

Están construidas con madera de cerezo y como curiosidad, aún se conservan en el sistema tradicional de almacenado montillano, un armazón de tablas denominadas candioteras. Debido al estado de deterioro que presentaban, en 2009 se decide acometer un proceso de restauración por parte de un equipo especializado en arqueología y arte.

Fueron adquiridas por el fundador de la bodega jerezana, Manuel María González Ángel (Sanlúcar, 1812 — Jerez, 1887), al XV Duque de Medinaceli, Luis Tomás Fernández de Córdoba y Ponce de León, en el año 1854. De su solera, con más de 300 años, nace Del Duque Amontillado V.O.R.S., una de las marcas más selectas de la bodega.

El recinto en el que se encuentran está presidido por su busto, copia del realizado en bronce para el monumento que encontramos en los jardines de las instalaciones de la bodega, realizado para conmemorar el primer centenario de la empresa.

Monumento a Manuel María González
Fotografía realizada por Francisco J. Becerra.

La Bodega de la Tercia en Montilla

Montilla es una ciudad de la provincia de Córdoba y capital de la comarca de la Campiña Sur Cordobesa. Famosa por la calidad de su uva Pedro Ximénez, junto a la cercana Moriles y otras localidades que integran la comarca, producen Vinos y Vinagres bajo la Denominación de Origen Montilla-Moriles, amparada por la Unión Europea.

La Tercia fue la casa donde se depositaban los diezmos que entregaba el pueblo, además de ser el lugar donde el marquesado de Priego, Duques de Medinaceli desde 1711, disponía de su bodega para el almacenado de vinos.

Reproducción de una vista de la Bodega de la Tercia en Montilla, propiedad de los Duques de Medinaceli.
Reproducción de una vista de la Bodega de la Tercia en Montilla, propiedad de los Duques de Medinaceli.

La antigua edificación en ruinas es remodelada como viviendas en 1921 por el VII Conde de la Cortina, Don Francisco de Alvear y Gómez, añadiendo al conjunto una importante fachada de corte historicista decorada con columnas.

Montilla y el Ducado de Medinaceli

El Ducado de Medinaceli es un título nobiliario español creado en 1479 por la reina Isabel la Católica a favor de Luis de la Cerda y de la Vega, V Conde de Medinaceli. Su nombre hace referencia al municipio castellano de Medinaceli, en la provincia de Soria, en Castilla y León, así como a la antigua Comunidad de Villa y Tierra.

El Marquesado de Priego en Montilla es el título nobiliario que Fernando el Católico concedió en 1501 a Pedro Fernández de Córdoba y Pacheco, VII Señor de Aguilar y X de la Casa y Estado de Córdoba. Es en 1711 cuando se incorpora a la Casa de Medinaceli. Nicolás Fernández de Córdoba y de la Cerda, sucede a su tío Luis Francisco de la Cerda y Aragón, IX Duque de Medinaceli, que había muerto sin descendencia.

Del Duque Amontillado

Del Duque Amontillado

Son muchos los premios que ha recibido Del Duque Amontillado Muy Viejo en concursos internacionales de gran prestigio, como el International Wine Challenge o el Decanter World Wine Awards, donde ha obtenido el Oro como calificación más alta entre todos los vinos nominados.

Su color dorado oscuro da buena muestra del prolongado tiempo que ha pasado en contacto con la madera de la bota. Unas soleras únicas en el Marco, herencia y reflejo del importante patrimonio vinícola que tenemos en Andalucía. Un capricho para el paladar, sorprendentemente fino.