Inicio Gastronomía Maridaje de La Sacristía

Maridaje de La Sacristía

749
Maridaje de La Sacristía

“Vamo allá”… Primeramente se coge un buen tomate (nosotros cogimos dos), preferiblemente de huertas ecológicas aunque en los supermercados tampoco están nada mal, solo hay que tener un buen ojo de abuela o abuelo para divisar al buen tomate.

Cortamos ‘al amigo’ en finas rodajas, el secreto es cortar algunas un poco más gordas para que el plato a presentar posea más carácter (Se admiten alguna que otra cuñita de tomate).

Añadimos un poco de ‘Za’ o Sal fina moviendo nuestros deditos con delicadeza para que caiga con suavidad en el Tomate, el secreto es siempre “Añadí la Za con cariño”.

Preparado el plato… cogemos un buen fino de Jerez (Todos son buenos y podemos encontrarlos más cómodamente en La Casa del Jerez) y lo servimos muy frío en catavino (nosotros mantenemos la botella previamente en el congelador un cuarto de hora más o menos). Pegamos buchito y tomate al paladar o tomate al paladar y sorbito de Jerez todo es posible en este fantástico y sencillo maridaje. Salud Caminantes.
Maridaje de La Sacristía
Maridaje de La Sacristía
Maridaje de La Sacristía
Maridaje de La Sacristía
Maridaje de La Sacristía
Maridaje de La Sacristía

Artículo anteriorRuta de los Tabancos de Jerez y el Atún de Almadraba
Artículo siguienteV Conferencia del Ciclo ‘Jerez, Cultura y Vino’: El Jerez y el Arco de Ballesta Atlántico
Co-fundador de La Sacristía del Caminante, es Licenciado en Historia por la Universidad de Cádiz aunque nunca se ha apartado del mundo del vino de Jerez debido a su trabajo como técnico operario en la prestigiosa Bodega familiar de González Byass, donde ha aprendido la práctica del buen hacer de nuestros vinos de la mano de grandes profesionales ‘arrumbaores’, capataces, técnicos y trabajadores.