Inicio Cultura El Poste indicador del Reloj del Gallo Azul

El Poste indicador del Reloj del Gallo Azul

2994
Reloj del Gallo Azul
Fotografías realizadas por Francisco J Becerra

Nos situamos en plena arteria principal de la ciudad de Jerez, donde se levanta el edificio más emblemático y representativo de la ciudad, estamos hablando evidentemente del magnífico Gallo azul, un edificio inaugurado en 1929 de la mano de Aníbal González y regalo de la familia Domecq al pueblo de Jerez.

Sin embargo para nosotros el punto de referencia está en mostraros un Poste indicador que más parece un monumento justo enfrente del mencionado edificio. Un punto donde se mezcla el bullicio y el gentío jerezano y que confluye entre la plaza de abasto, la calle Larga arteria principal jerezana y Lancería en dirección a la Plaza del Arenal.

Tenemos entonces que viajar al año 1934 donde la Casa Domecq, presenta un proyecto para un concurso convocado por el Ayuntamiento que pretende instalar un poste indicador de direcciones justo en frente del edificio Gallo Azul. La familia Domecq a este fuste añadió un reloj de dos caras con tres luces en la parte superior, siendo fundido por el sevillano Domingo de la Prida, respondiendo a los gustos de la moda conocida como la arquitectura del hierro. Su base tiene el mismo tipo de ladrillo de estilo regionalista que emplea Aníbal González en el Gallo Azul. El ‘monumento’ es una auténtica Joya, posee las direcciones de Sevilla y Cádiz, incluyendo la marca Domecq del famoso León bebiendo de una botella rota, encontrándose también en la cúspide del edificio de Aníbal González.

En la basa se representa en las dos caras del poste indicador, dos leones fundidos en la casa madrileña CODINA Hnos, ambos leones son obra del escultor jerezano José María Rivelott. En la base monumental, encontramos los escudos del reino de España; Aragón, Navarra, Castilla y León.

También es anecdótico la palabra Coñac en el mismo poste monumental, esto es debido a que aunque la denominación Brandy era conocida a nivel nacional no fue oficial hasta los años cincuenta.