Inicio Blog La Feria del Caballo: Una Feria Única.

La Feria del Caballo: Una Feria Única.

3398
Feria del Caballo: Única

Grupos de mujeres vestidas de gitana avanzan hacia el Real, pasean cerca de una de las plazas que aúna modernidad y da nombre a uno de los grandes símbolos de Jerez, la Plaza del Caballo. Justo allí, un precioso monumento homenajeando al caballo jerezano, donde una yegua y un caballo de bronce sobre un montículo trotan libres y orgullosos.¡Ya estamos cerca del Parque González Hontoria!

Feria del Caballo: ÚnicaQue la Feria del Caballo es una de las ferias más importantes de España no lo discute nadie, esta gran fiesta jerezana declarada a su vez como de Interés Turístico Internacional repercute en la gran personalidad que la sostiene. La Feria de Jerez es la fiesta por excelencia de las jerezanas y jerezanos, situándola en un recinto único como es el Parque González Hontoria, muy cerquita del casco Histórico de la ciudad.

Si es la primera vez que os acercáis a la Feria de Jerez, debéis de saber unos cuantos puntos sobre su gran personalidad. En el Real lo primero que podréis encontrar son sus casetas, todas muy distintas, personales y lo más importante, públicas. En ellas se podrá disfrutar de parte de la gastronomía de la zona, bailes por sevillanas, el cante y por supuesto de los mejores generosos, donde el Jerez Fino es el gran rey de la fiesta. En estas mismas casetas, las bodegas jerezanas juegan un papel especial, dado el gran escaparate que comprende y donde se puede disfrutar de casi todas las grandes marcas de vino Fino de Jerez.

Feria del Caballo: ÚnicaUn segundo punto, es su gran paseo de caballos cubierta su superficie en su totalidad de albero, donde aparte de observar la elegancia de sus jinetes, la armonía en todo su conjunto es fundamental. No olvidemos que estamos en la Feria del Caballo, y el principal protagonista es el mismo. Disfrutar del Real paseándose en un coche de caballos a media potencia jerezana o ver ‘los andares’ del caballo cartujano es algo único, cabe destacar que Jerez en eso también mantiene una gran tradición en su estética, observándose en los jinetes el traje corto con el sombrero de Ala Ancha jerezano, tan característico este sombrero en esta tierra que se representa también como iconos mundialmente conocidos como ‘el Don’ de Sandeman, el Tío Pepe de González Byass o ‘el Currito’ de Sánchez Romate.

Un tercer punto es el Flamenco, aparte de las sevillanas, en la Feria del Caballo se puede apreciar todo tipo de cantes interpretados por grandes artistas del mundo flamenco jerezano en cualquier caseta, pero no debemos olvidar que estamos en una tierra de arte, donde en cualquier momento y en cualquier caseta puede iniciarse una ‘jerga’ o unas ‘pataitas’ por Bulerías de algún espontaneo u aficionado al flamenco que nos invite a tocarle las palmas. Las Bulerías de Jerez junto a nuestros generosos nos transportan a un casamiento ancestral, vivirlo se convierte en algo inolvidable y eso, es una de las cosas que los grandes ‘cantaores’ se refirieren cuando nombran ‘el pellizco’. Además, todas las calles del recinto Real mantienen los nombres de ‘cantaoras’, ‘cantaores’, ‘bailaoras’ y ‘tocaores’ ilustres de nuestra tierra, entre los muchos como Lola Flores (a cuya figura se le dedica este año 2017, la Feria del Caballo), José Mercé, Manuel Torres, el Niño Gloria, La Macanita, Angelita Gómez y un largo etcétera…

Un cuarto punto es el alumbrado, sin duda uno de los más bonitos e impresionantes. Más de un millón cien mil bombillas dan alegría a la noche, el encendido de la Feria del Caballo es único y uno de los momentos más esperados. Donde la mejor manera de contemplarlo es brindando con una buena copa de Jerez. ¡Feliz Feria!

 

Imagen del alumbrado procedente del periódico el País.