Inicio Blog La gran coctelera del ‘Sherry Bartender’ en Cubáname

La gran coctelera del ‘Sherry Bartender’ en Cubáname

734
Cubáname

Imagen de Portada por Fernando Tenorio

El Bartender es el que se encarga de estudiar las bebidas, brindar una atención al cliente rápida y eficaz donde la innovación debe de ser parte de su estilo de vida, debiendo de manejar muy bien los inventarios

Siempre me entusiasmó poder conocer a Eloy García, sin duda el padre de la coctelería jerezana. Recuerdo cuando veía sus reportajes en Onda Jerez y transmitía su entusiasmo a través de la pequeña pantalla, (aunque hoy son un poco más grandes). ¿A quien no se le apetecía una de sus grandes y coloridas ocurrencias donde sólo Rober Pazo probaba? Esos sorbos a la pajita del presentador mirando a cámara con expresiones de satisfacción, mientras el señor antojo desde casa se abría en la curiosidad de como sabrían esas vistosas bebidas.

Imagen Fernando Tenorio

Desde el principio, Eloy defendía y defiende en el estilo de sus cócteles la mezcla con los productos de su tierra, -en términos bodegueros del Marco de Jerez-. El Bartender jerezano ‘Cabeceaba’ en su coctelera Vinos, Vinagres y Brandies de Jerez. Toda una singularidad única en el mundo, que pudimos por fin comprobar en su propio local “Cubáname” de la Avenida Tomás García Figueras en el Edificio Cerro Viejo.

Imagen Fernando Tenorio

-Un inciso-. Con Eloy, se abrieron muchas puertas a la hora de reinventar cócteles con los Vinos de Jerez. Recordemos que fue el primero que apostó por esa adaptación mixológica, defendiéndola a capa y espada en todos los países donde asistía. Pero para entenderlo un poco más. El Bartender es el que se encarga de estudiar las bebidas, brindar una atención al cliente rápida y eficaz donde la innovación debe de ser parte de su estilo de vida, debiendo de manejar muy bien los inventarios. ‘El Chef del bar’ debe de tener carácter de ‘Summillier’ y equilibrar la acidez, en definitiva. El Bartender es uno de los profesionales de barra más completos que existen y con una gran creatividad e imaginación.

Cubaname_04-min
Imagen de Fernando Tenorio

Si a todo esto le unimos que Eloy García adapta el Vino, el Vinagre y el Brandy de Jerez a nuevas versiones de cócteles clásicos de gran renombre como el ‘Bloody Mary’ al cual le añade un Jerez amontillado, para readaptarlo en un ‘Bloody Sherry Mary’. Así es normal que cuando el padre de la coctelería jerezana llega a Japón sea denominado como el “Sherry Bartender”, todo un galón de reconocimiento que no solo es implícito en Japón, sino también en parte de los Estados Unidos.

Cubáname, con sus dos apellidos ‘Museo del ron’ y ‘Sherry Cóctel Bar’, cuenta con más de 700 referencias de tipos de rones de los cinco continentes  en el museo. Botellas intocables y únicas, algunas con más de cien años, que se pueden contemplar mientras Eloy García te prepara uno de sus magníficos cócteles.

Imagen de Fernando Tenorio

Al entrar en el establecimiento nos atrae su luz íntima, con una música ambiente que te permite conversar y disfrutar  de la bebida con o sin alcohol. Nos acercamos a la barra y Eloy nos ofrece una creación propia denominada ‘Arrumbador’. Aquí es donde comienza el ritual; el vaso, los hielos picados, la sonrisa del Bartender y un “chaca-chaca-chaca-chaca” de la coctelera, que en realidad –para nuestra sorpresa- no suena al ritmo del ‘cubáname’, de la cantante habanera y nacionalizada española Lucrecia. Más bien, el mixólogo Eloy le da el compás de la Bulería de Jerez, debe ser innato a la tierra, pero al verter el ‘cabeceo’ o mezcla de la coctelera al vaso lo sirve con ‘duende’ y estilo. ¡Que pureza!

Imagen de Fernando Tenorio
Cubaname_07-min
Imagen de Fernando Tenorio

En ese momento, llega el instante que tanto tiempo he esperado para darle un sorbo a la creación de Eloy como lo hacía el presentador Rober Pazo. Hay un dicho que siempre he escuchado: “El sol sale para todo el mundo”, y en este momento el sol se llama ‘arrumbador’. ¡Va por ustedes!