Inicio Gastronomía Vinos de jerez: tus aliados para estas fiestas, desde el aperitivo hasta...

Vinos de jerez: tus aliados para estas fiestas, desde el aperitivo hasta el postre

Los Vinos de Jerez son una gran opción para acompañar las recetas navideñas y agasajar a nuestros invitados

73
Vinos de jerez: tus aliados para estas fiestas, desde el aperitivo hasta el postre
Vinos de jerez: tus aliados para estas fiestas, desde el aperitivo hasta el postre

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, es momento de poner en valor el recetario tradicional y pensar en el menú con el que recibiremos a nuestros invitados alrededor de la mesa. Durante estas fechas en las que se reúnen todo tipo de familias para disfrutar de grandes comidas y sobremesas, conviene tener a mano vinos que sean capaces de combinar con todo tipo de platos, sabores e ingredientes. Por su versatilidad y el abanico de matices que aportan en la copa, los Vinos de Jerez se convierten en la mejor opción para crear armonías perfectas, desde el aperitivo hasta el postre. Estas son algunas ideas.

Cream, para el aperitivo

Servido en vaso bajo, con hielo y una rodaja de naranja, como manda la tradición en estas fechas, este Vino de Jerez puede ser una opción sorprendente para recibir a nuestros invitados. Un aperitivo sublime si se acompaña de unas tostas de foie con mermelada.

Manzanilla, para los entrantes

El gran vino de Sanlúcar de Barrameda es perfecto para armonizar pescados y mariscos y disfrutar de la explosión de sabores y sensaciones que una manzanilla es capaz de exaltar. Recetas como las vieiras a la gallega, el tartar de salmón y aguacate o langostinos y bogavantes son ideales para potenciar el carácter salino y delicado de la Manzanilla.

Fino, para el pescado

Es el vino indicado para potenciar la salinidad y los aromas yodados de la dorada, la lubina, el rape, la merluza o el besugo, y también el jerez que más ayudará a los anfitriones a sorprender a sus comensales si se atreven con un sashimi de atún.

Amontillado, para el plato fuerte

No hay Navidad que se precie sin un buen cordero al horno. Y para acompañarlo, nada como un Amontillado. Este Vino de Jerez pide sabores intensos, por eso es el mejor amigo de asados de carne, pescados grasos al horno e incluso platos exóticos, especiados y picantes.

Oloroso, para la carne

Si optamos por rosbif, este vino multiplica las posibilidades de disfrute y los guisos de carne que tanto apetecen en esta época del año ganan en sabor con una copa de Oloroso.

Palo cortado, con los quesos y hasta el postre

Si nos decantamos por una tabla de quesos para terminar la comida, este Vino de Jerez aportará el acompañamiento en la copa. Aunque para volver completamente locos a nuestros invitados, la combinación ganadora Palo Cortado y tocino de cielo, un maridaje sorprendente para degustar lentamente y dejar volar los sentidos.

Pedro Ximénez, con dulces navideños

Por un lado, los quesos azules, como el Roquefort, el Cabrales, el Gamoneu o el Stilton agradecen vinos con estructura. Por ello, el toque dulce del Pedro Ximénez convierte esta combinación en un postre en sí mismo. Por otro, la intensidad y el cuerpo del PX complementa la untuosidad y los matices almendrados de los grandes protagonistas de las sobremesas navideñas: mantecados, polvorones, mazapanes, roscos de vinos, alfajores y dulces de hojaldre.

Para iniciar las conversaciones en el aperitivo, para acompañar nuestras mejores creaciones gastronómicas en comidas y cenas familiares y para alargar las sobremesas con los nuestros, los Vinos de Jerez se convertirán en protagonistas para las apuestas más “gastro” de esta Navidad y en grandes aliados para los “winelovers”.