Inicio Jerez Croft, un Jerez ‘al gusto inglés’

Croft, un Jerez ‘al gusto inglés’

935
Compartir
Pale Cream Croft Original

La incorporación del Pale Cream a la gama de los Vinos de Jerez como generoso de licor es relativamente reciente – no produciéndose hasta los años 60 del siglo pasado – si lo comparamos con otros tipos más tradicionales, como el Fino, el Amontillado o el Oloroso. Aunque, como el resto de los vinos de cabeceo, su historia y tradición se encuentran ligadas con la actividad comercial del Reino Unido.

Historia de la compañía

La dilatada historia de la compañía vinatera se remonta al siglo XVII, cuando en el año 1678 fue fundada bajo el nombre de Phayre & Bradley, por comerciantes ingleses en la ciudad de Oporto. Sería en 1736 cuando pasaría a manos de la familia Tilden, Thompson and Croft, de la cual heredaría el nombre por el que conocemos su marca.

Durante las siguientes décadas, la bodega centraría su producción en vinos de Oporto hasta que, en 1911 fuera vendida a los hermanos Gilbey; Walter, Alfred y Henry, fundadores de la compañía de importación vinatera W&A Gilbey Std. cuya actividad tenía estrechos lazos con Jerez.

Dichos lazos fueron empresariales y también familiares, en especial con la familia González, ya que los dos hijos de Alfred, Newman John y William, se casaron con María Victoria Ysasi González y Margarita Petra Gordon, respectivamente.

A su vez, las dos hijas de éste último matrimonio, María de las Mercedes Cristina Gilbey Gordon contraería matrimonio con Ricardo González Gordon y Hilda Gilbey con Gabriel González Gordon.

En 1962 W&A Gilbey Ltd. se fusionaría con otras dos compañías londinenses para conformar la International Distillers and Vintners (IDV). Ocho años más tarde nacería Croft Jerez S.A., ubicada en grandes instalaciones al norte de la ciudad, con la que por una parte, rentabilizan las soleras que Gilbeys poseía en González Byass y por otra, dispondría de una marca líder en España. De hecho, el lanzamiento de su producto estrella – Pale Cream Croft Original – sería todo un éxito, llegando a ser el segundo producto más exportado del Marco de Jerez.

En 2001 se produce un nuevo cambio empresarial, ya que sería comprada por la bodega familiar González Byass, fundada en Jerez en el año 1835 y dedicada a la elaboración de vinos y bebidas espirituosas, con el fin de aumentar su presencia en el mercado exterior, especialmente en tierras británicas. De esta forma adquirirían las viñas, instalaciones y los activos para la comercialización de sus marcas que como hemos comentado anteriormente, gozaban de una gran aceptación.

En 2004 se decide prescindir de sus instalaciones, vendiéndolas a Tampa Grupo Inmobiliario, para trasladar las soleras y toda su actividad a la central de González Byass.

Elaboración, crianza y maridaje

Como ya comentamos anteriormente, Pale Cream Croft Original es un vino generoso de licor elaborado a partir de un vino de crianza biológica – Fino – al que se añade mosto concentrado rectificado. De este modo se le confiere un sabor dulce y muy amable al paladar, contrastando con el carácter muy seco de los vinos de crianza biológica. Así mismo, se le permite conservar en el cabeceo final, el característico color amarillo pálido original.

Tanto su sabor como el intenso olor, hacen del Pale Cream Croft Original un vino ideal para acompañar aperitivos y postres, servido muy frio. Resulta perfecto para maridar con quesos curados, salmón marinado, bacalao ahumado, foie o patés.