Compartir
Monumento al Marqués de Casa Domecq

En 1921 el Ayuntamiento de Jerez acordó tras su muerte ponerle su nombre a una calle justo al trozo de la Alameda Cristina donde se halla el monumento del Marqués y colocarle una lápida o erigirle un monumento.

Finalmente se llamo al escultor Lorenzo Coullaut Valera, contratándole para el trabajo y recibiendo el artista 90000 pesetas inaugurándose el monumento el 21 de Julio de 1923. Lorenzo Coullaut era uno de los mejores escultores del momento, nació en el sevillano pueblo de Marchena allá por el 1876.

Posee obras de magnifica calidad, incluyendo la del Marqués de Casa Domecq. Sus obras más importantes son el monumento a Bécquer en el parque de María luisa y la Inmaculada ambas en Sevilla y el monumento a Cervantes en Madrid.

Monumento al Marqués de Casa Domecq
Monumento al Marqués de Casa Domecq

El monumento al Marqués de Casa Domecq es una auténtica maravilla, situado en la Alameda Cristina, comprende un pedestal donde lo preside el mismísimo Marqués D. Pedro Domecq Núñez de Villavicencio, nacido en Jerez el 15 de Septiembre del año 1869, donde falleció en la finca el Majuelo el 9 de febrero de 1921.

Fue el Primer Marqués de Casa Domecq, un título otorgado por la vía papal de Pio X en 1906. Escribió el manual titulado Memoria sobre el estado actual del Negocio de Vinos de Jerez de la Frontera y maneras de mejorarlo. Ed Rivadeneyra en Madrid, 1923. Aunque tuvo una primera publicación en 1902.

El Marqués está en lo alto del pedestal, sedente en un gran sillón vestido con un terno (pantalón chaleco y chaqueta). Una de las mejores descripciones de este fantástico monumento la encontramos en el libro del profesor Juan Luís Sánchez Villanueva Monumentos con arte Jerez. En la parte inferior del pedestal encontramos frente por frente a la estatua de D Pedro Domecq el escudo familiar y a la espalda la dedicatoria de la ciudad que narra “Jerez a su esclarecido Hijo el Marqués de Casa Domecq”.

Monumento al Marqués de Casa Domecq

Monumento al Marqués de Casa Domecq

Monumento al Marqués de Casa Domecq

En los laterales de la parte inferior de la basa monumental hay dos altorrelieves, uno simboliza la alegoría de la caridad y el otro la enseñanza cristiana. Representado en dos bellas mujeres con velo que desprende a sus espaldas haces de rayos de luz celestiales. Simplemente una recreación bellísima contemplar este monumento con todos sus detalles artísticos y contextuales de la época, desde La Sacristía del Caminante os invitamos a ello.