Inicio Blog El Vino Siciliano de Marsala

El Vino Siciliano de Marsala

56
El Vino Siciliano de Marsala

Los vinos sicilianos de Marsala junto con los del Marco de Jerez y la Manzanilla de Sanlúcar en España y los portugueses Oporto y Madeira, forman parte de los vinos fortificados históricos de Europa. Y al igual que en estos dos países, su historia tiene luces y sombras, que viajan entre unos periodos de esplendor debidos a la demanda de exportación, y otros de decadencia, con graves caídas en las ventas.

El vino de Marsala toma su nombre de la ciudad homónima italiana, ubicada en la provincia de Trapani (Sicilia) y está amparado por una Denominación de Origen Protegida desde 1969.

Como curiosidad, me gustaría hablar sobre varias líneas que Manuel María González-Gordon dedica a estos vinos sicilianos su libro Jerez-Xerez-“Scheris”, publicado en 1935.

En su capítulo sobre la vinicultura jerezana, González-Gordon habla sobre la figura de los Montañeses en la ciudad de Jerez, por ser considerados en su época buenos catadores y capataces de bodegas importantes. En la página 298 cuenta la historia de como desde una compañía inglesa propietaria de bodegas en Marsala, solicitan a un distinguido capataz montañés jerezano para implantar el sistema de homogenización y envejecimiento que se usa en las bodegas de Jerez, siendo conscientes de la calidad que aportaba al producto el tradicional sistema de Criaderas y Soleras.

Hoy en día este sistema se sigue manteniendo en Marsala, donde recibe el nombre de in perpetuum.

La falta de datos en la historia quizás nos indique que se encuentra más cercana a la leyenda que a la realidad. Aunque a pesar de ello, no deja de ser una curiosidad más de nuestra historia bodeguera.

El Vino de Marsala: Un poco de su Historia

Fachada de la Iglesia del Purgatorio, Marsala. Trapani, Sicilia, Italia.
Fachada de la Iglesia del Purgatorio, Marsala. Trapani, Sicilia, Italia.

Su popularidad crece gracias a la figura del comerciante inglés John Woodhouse, cuya actividad propicia el amplio despliegue de la actividad bodeguera en la ciudad a partir de 1773.

Al igual que los vinos fortificados de Jerez, el proceso de envejecimiento in perpetuum del vino de Marsala, preservaba sus características en viajes largos hasta tierras británicas, donde esta tipología de vinos estaba muy demandada.

Pero el vino de Marsala “murió de éxito”. Al igual que ocurrió con otros vinos históricos, factores como la amplia demanda, la falta de legislación o la feroz competencia por el mercado de exportación, propiciarían un estrepitoso declive en la calidad del producto, generando una desconfianza entre los consumidores, bastante generalizada a comienzos del siglo XX.

Es en 1984 cuando se dan las actuaciones legislativas pertinentes para recuperar el valor de la Denominación de Origen Calificada Marsala de 1969, limitando la zona de producción a la provincia de Trapani, limitando las variedades de uvas y tipos de clasificación, para mejorar la calidad de los vinos y poner de nuevo en valor su carácter histórico.

En la actualidad, las firmas Florio y Pellegrino con desde finales del siglo XIX las mayores productoras de vino de Marsala.

Clasificación y Tipos del Vino de Marsala

El vino de Marsala se produce a partir de varios tipos de uva blanca como Grillo, Inzolia o Catarratto, entre otras.

Son tres los parámetros que se usan para clasificarlos: El Color, el Dulzor y el Tiempo de envejecimiento.

Comenzando por el Color, los vinos de Marsala van desde tonalidades doradas (Oro), los ambarinos (Ambra), hasta el brillante rubí (Rubino).

Atendiendo al segundo parámetro de clasificación, estos vinos se dividen en tres niveles: Secos, con un máximo de 40 g. de azúcar residual por litro); Semisecos, con entre 41 y 100 g. de azúcar residual por litro; y Dulces, con más de 100 g. de azúcar residual por litro.

Por último, ambas categorías anteriores de clasifican según su periodo de envejecimiento según lo siguiente:​

  • Marsala Fine, con un periodo de envejecimiento inferior a un año.
  • Marsala Superiore, con un periodo de envejecimiento de al menos dos años.
  • Marsala Superiore Riserva, con un periodo de envejecimiento de al menos cuatro años.
  • Marsala Vergine Soleras, con un periodo de envejecimiento de al menos cinco años.
  • Marsala Vergine Soleras Stravecchio, Marsala Vergine Soleras Riserva, con un periodo de envejecimiento de al menos diez años.

Como cualquier otro generoso, el consumo de vinos de Marsala siempre ha estado asociado al aperitivo y al postre, aunque actualmente están teniendo una mayor presencia en la gastronomía siciliana.

Frases célebres sobre el vino de Marsala

Un vino digno de la mesa de cualquier gentil hombre”, Almirante Nelson.

Este Marsala induce al más dulce olvido incluso después de una cruenta batalla”, Giuseppe Garibaldi.

En la actualidad, el consumidor de vinos está cambiando, cada vez es más especializado y sabe diferenciar la excelencia. Valora la calidad del producto y su singularidad. Además, hay que sumar el incremento de un perfil femenino que consume vinos fortificados y rompe los estereotipos establecidos.

Esperemos que el prestigio de vinos como el Jerez, Oporto, Madeira y Marsala continúe incrementándose para volver al estatus que nunca debieron perder.

» ¿Te gusta lo que estás leyendo?: Suscríbete a nuestro Newsletter para estar al día de todas las noticias relacionadas con los Vinos de Jerez y la Manzanilla de Sanlúcar.