Inicio Jerez Delgado Zuleta recupera Goya XL

Delgado Zuleta recupera Goya XL

233
Compartir
Delgado Zuleta recupera Goya XL

El mundo del sherry vive una auténtica revolución y eso se traduce en el lanzamiento de vinos singulares. Es el caso de Goya XL, una manzanilla que únicamente ve la luz cuando se dan una serie de azarosas circunstancias, lo que únicamente ha ocurrido en los 273 años de historia de Delgado Zuleta, la bodega sanluqueña que lo elabora, en cuatro ocasiones. Esta cuarta saca puede presumir tanto de los 93 puntos otorgados por el mayor gurú enológico del mundo, Robert Parker, como de la medalla de oro lograda en la International Wine Challenge, donde además fue escogida como la mejor manzanilla del mundo.

Goya XL por tanto es un producto exclusivo y al alcance de muy pocos debido a su saca selecta y limitada. Se embotella en rama, de botas seleccionadas de la Solera Reservada de La Goya por el enólogo de Delgado Zuleta, José Antonio Sánchez Pazo. Cada saca tiene su propia personalidad, reflejo de la visión que el enólogo tiene del vino y fruto de esa conjunción de factores. En esta ocasión, el microclima de los últimos meses en Delgado Zuleta ha sido inmejorable para la evolución de esta manzanilla, con un verano estable y un otoño ideal, que han propiciado unas características organolépticas únicas. Esta Goya XL es más viva que las anteriores, de color oro viejo con reflejos yodados, untuosidad en el movimiento en copa que marca un ligero lagrimeo, con una nariz equilibrada en la que destacan los tonos salinos y frutos secos, con algunos síntomas de una leve acción del oxígeno pero con mucha finura, y finalmente una boca plena, con persistencia y que redondea las anteriores sensaciones percibidas.

Para José Antonio Sánchez Pazo, es una manzanilla “muy seca, fresca, con sensación ácida cuando entra en la boca, muy sabrosa con tonos salinos y umami, con buena textura y un final amargo poderoso y a la vez muy elegante”. Añade Sánchez Pazo, recientemente incorporado a la bodega para dirigir el área técnica y de producción, que “a esta manzanilla pasada se le pueden encontrar semejanzas con un amontillado, ya que crece en la boca ofreciendo multitud de sensaciones sápidas, teniendo un final pleno de fuerza”.

En concreto, en esta saca el enólogo ha tratado de darle una mayor expresividad a la crianza biológica que, a pesar de la dificultad de este tipo de crianza extrema en manzanillas con tanta edad, se ha conseguido gracias al mimo y la atenta mirada diaria de todos los que cuidan los vinos en esta bodega sanluqueña centenaria. Además de este especial cuidado, Goya XL se embotella solo con una pequeña selección de botas, registradas de la solera una a una en multitud de ocasiones, que destacan por una mayor expresión del velo de flor reposado, pero que a la vez mantienen el cuerpo elegante y untuoso que define a este vino.

Goya XL es un vino asentado, mezcla de muchos años de crianza intensa con otros de envejecimiento más reposado, en un difícil equilibrio permanente que le permite seguir cumpliendo años sin perder la flor. Además es una manzanilla reposada, tras muchos años de quietud y ligeros rocíos que han ido aportando nutrientes a las levaduras del velo. Las botas de las que procede esta manzanilla en rama pertenecen a una exclusiva Solera Reservada de La Goya, que hunde sus raíces en la Bodega La Casa, un antiguo casco de subterráneo situado junto a Bajo de Guía y que era la bodega propia de los accionistas de la empresa, donde iban a parar los mejores mostos para su cuidado y prolongado envejecimiento. Los vinos allí producidos no llegaban a salir a la venta, quedando para consumo propio de las familias propietarias y compromisos protocolarios de la empresa.

Tras el traslado a las nuevas instalaciones de la bodega en la salida de Sanlúcar hacia Chipiona, en un emplazamiento óptimo para el envejecimiento de vinos generosos por su humedad, temperatura, exposición al Poniente y orientación suroeste, esta Solera Reservada –después de un proceso de reposo y aclimatación y una paciente labor de restauración, duela a duela, de las botas viejas- da origen a esta manzanilla pasada en rama Goya XL.

Sobre Delgado Zuleta

Delgado Zuleta nace en 1744, lo que la convierte en una de las bodegas más antiguas del Marco de Jerez. En 1918 toma el nombre artístico de una famosa bailaora, La Goya, para su principal manzanilla, y en 1987 se fusiona con la bodega Rodríguez La-Cave. Tiene el privilegio de ser proveedor de la Casa Real, y además de contar con botas firmadas por Alfonso XIII y Victoria Eugenia, los príncipes de Asturias eligieron su manzanilla para su enlace en 2004. En su porfolio de productos cuenta con diferentes gamas, como Zuleta y Monteagudo, donde conviven todo tipo de vinos generosos (manzanilla, amontillado, palo cortado, oloroso, cream, pedro ximénez y moscatel). Sus marcas más emblemáticas son las manzanillas Barbiana, La Goya y Goya XL, junto al amontillado VORS Quo Vadis?