Portada Opinión El Silencio del ‘Bag in Box’

El Silencio del ‘Bag in Box’

485
Bag in box

El Marco de Jerez espera que se desbloqueen sus relaciones con la Junta tras la sentencia -independientemente de quién gobierne- y se ponga fin a una situación que mantiene en el limbo más de veinte denuncias relacionadas con el envase, pero también con otros asuntos del sector

Si a cualquier ciudadano le dicen que la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía en los tres últimos años no ha resuelto sobre ninguna de las más de veinte denuncias –veintidós en concreto desde enero de 2016- interpuestas por el Consejo Regulador del Jerez (de hecho solo se sabe de la apertura de un expediente, del monto total nada en absoluto) en seguida llegará a la conclusión de que algo extraño ha estado pasando durante los tres últimos años.

La mayoría de las supuestas irregularidades denunciadas por el Consejo Regulador están relacionadas con el conflicto del ‘bag in box’, recientemente prohibido para el vino de Jerez y la Manzanilla mediante sentencia emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), pero también con otros temas de actualidad en el sector bodeguero, como es la detección en el mercado de distintos sucedáneos del Jerez. En definitiva, el sector ha estado asistiendo a años de silencio administrativo… solo que el silencio administrativo es otra cosa.

Tras la sentencia favorable sobre el ‘bag in box’, el Consejo Regulador espera, en consecuencia, que se desbloquee la situación de pasividad manifiesta que ha venido manteniendo en los últimos años la Consejería. Y así se lo ha hecho llegar a sus responsables en reiteradas ocasiones, la última, precisamente tras dicha resolución judicial. Se puede decir que son unos ‘deberes’ que el sector quiere poner al gobierno entrante, sin entrar a valorar el resultado de las elecciones autonómicas y la posibilidad de que en el ejecutivo andaluz se produzca un cambio en sus siglas a tenor de los resultados que se han producido. Si el PSOE siguiera o hubiera seguido en el gobierno la reclamación del Consejo sería la misma (de confirmarse la entrada de un nuevo partido queda en el aire incluso si seguirá adelante con la idea de llevar el tema del ‘bag in box’ en casación al Tribunal Supremo, tal y como ha dicho la Administración socialista que pretendía hacer tras conocerse el fallo del TSJA).

Tras la entrada en vigor a nivel nacional de la última Ley del Vino, que data de 2003, el Consejo Regulador del Jerez y la Manzanilla perdió –como toda estas instituciones- su capacidad sancionadora a favor de la Administración autonómica. Se quería evitar así cualquier posibilidad de que las actuaciones de los consejos reguladores se pudiesen tildar como ‘de juez y parte’ al ser hasta entonces las instituciones quienes incoaban y resolvían las denuncias que se producían sobre cualquier supuesta irregularidad en su ámbito de control.

Durante todo el pleito del ‘bag in box’ se ha venido evidenciando que la Consejería de Agricultura mostraba su simpatía hacia los manzanilleros partidarios de utilizar este envase para sus vinos, bien por convicción bien por las presiones políticas que se hayan podido producir (solo así se puede explicar el contenido del informe técnico en el que incluso se planteó una autorización para uso indirecto, como aderezo en hostelería, cuando más del 99% del consumo de Jerez y Manzanilla va a consumo directo, motivo casi de sarcasmo en la sentencia). Hay que tener en cuenta además que estas empresas han acudido siempre que se ha dado la ocasión a buscar el apoyo de Irene García, ex alcaldesa de Sanlúcar, presidenta de la Diputación y secretaria provincial del PSOE, que siempre se ha posicionado públicamente de su lado (aunque en ningún caso se puede hablar de una postura mayoritariamente por volumen, ya que operadores tan significados como ‘La Guita’, Barbadillo o Delgado Zuleta siempre se han mostrado contrarios al uso de este tipo de envase). Cabe suponer que la Consejería de Agricultura ha ido retrasando de manera consciente la resolución de los expedientes (vía administrativa) hasta que se agotase la vía jurídica del pleito, medida muy discutible, pero se entiende aún menos que no haya hecho nada al respecto de las denuncias que hacen referencia a temas que nada tienen que ver con este asunto, como las usurpaciones y sucedáneos.

Bien, se abre un período de espera que durará al menos varias semanas, las que tarde en constituirse el nueve ejecutivo autonómico y en arrancar, pero es evidente que si tras la sentencia del ‘bag in box’ ya cabía hablar de la apertura de una nueva etapa en las relaciones entre el Marco de Jerez y la Consejería de Agricultura, una sensación –algo más, de hecho- que se ve agudizada tras los resultados de las elecciones autonómicas…