Portada Cultura Entrevista a Francisco José Becerra de La Sacristía del Caminante

Entrevista a Francisco José Becerra de La Sacristía del Caminante

2350
Francisco José Becerra de La Sacristía del Caminante
Francisco J. Becerra en Tabanco La Pandilla. Foto: Inma Peña.

En Tabanco La Pandilla pedimos un par de copas de Amontillado y una tapa de «chupadedos» para disfrutar de la compañía de Francisco José Becerra (Jerez, 1981), cofundador de la primera revista digital sobre Vinos de Jerez ‘La Sacristía del Caminante’ — un proyecto 100% Jerez — como a él mismo le gusta afirmar.

Desde el 2013 lidera la revista, para la que escribe artículos sobre nuestros Jereces que viajan más allá de la barrera del tiempo, porque lo suyo es escribir desde la experiencia, a medio camino entre lo literal y lo emotivo.

Un verdadero placer poder charlar con él y conocer su visión sobre el panorama actual del Jerez, que sin duda, no nos dejará indiferentes.

Inma Peña: Poco dado a hablar de ti Francisco, ¡bienvenido!. En primer lugar, gracias por sentarte a compartir con nosotros parte de tu tiempo. Bueno… ¿Por dónde epezamos?

Francisco J. Becerra: Encantado de estar aquí, es todo un placer. Comenzaremos por el principio: En resumidas cuentas… gracias a las vendimias pude costearme la carrera de Historia, y gracias mis estudios pude comenzar a escribir sobre el Vino de Jerez. En este sentido, le debo mucho a la bodega en la que trabajo; González Byass.

La Sacristía del Caminante ha supuesto y supone para mí, un respaldo teórico a toda la experiencia en faenas de bodega que llevo a cabo cada día, además de ser una gran oportunidad para estar actualizado en este apasionado mundo.

I.P: ¿Ves salida profesional en el mundo de la Historia?

F.B: Estudiar Historia tiene poco futuro laboral más allá de las oposiciones, y no veo que exista una apuesta por parte de los estamentos políticos del país para que esta situación cambie. Una verdadera pena, porque la identidad de las ciudades se pone en valor gracias a su estudio, y en el caso de mi tierra, Jerez, la historia se olvida con bastante facilidad.

I.P: Centrándonos en los Vinos de Jerez, ¿crees que, para la importancia que tuvo durante el siglo XIX se ha escrito lo suficiente como para reflejar toda su idiosincrasia?

F.B: Como bien dices, el peso de la industria del vino en la ciudad fue muy, muy importante para su desarrollo en todos los sentidos, y la verdad es que pienso que deberíamos tener más bibliografía al respecto. Veo que en otras denominaciones de origen explotan mejor su historia y el enoturismo de la región.

Francisco José Becerra de La Sacristía del Caminante
Francisco J. Becerra en Bodegas Elías González. Foto: Inma Peña.

«En otras denominaciones de origen explotan mejor su historia y el enoturismo de la región.»

F.B: Contamos con el Consejo Regulador más antiguo del país, que junto a una buena documentación de nuestra Historia y faenas, sería una base teórica importantísima para unir mas, las dos grandes denominaciones que tenemos; la Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda y el Vino de Jerez.

I.P: Abogas por la unión entre ambas…

F.B: Por supuesto.

I.P: Respecto a libros sobre el Jerez y sus Bodegas ¿qué referencias literarias y autores son tu fuente de inspiración?

F.B: Pues tengo muchas, aunque como lectura obligada para todos los amantes del Jerez, recomiendo la obra de Enrique Montañés ‘La Empresa exportadora del Jerez’, es realmente interesante la visión que ofrece sobre la industria del vino en la ciudad. Otra referencia que hay que consultar es ‘La Biblia’ de Manuel María González Gordon; los artículos de Alberto Santana sobre el proceso de industrialización del Jerez o ‘De la Ciudad de Dios a la Ciudad de Baco’ de Fernando Aroca Vicenti.

Otra referencia que hay que tener presente es ‘El Jerez y sus misterios. Cata y degustación’ de Beltrán Domecq, cuya reedición está al caer. Ideal si quieres descubrir el Vino de Jerez desde un punto de vista sensorial.

I.P: Y manejando tantas fuentes, en tu caso decidiste a fundar un medio de comunicación digital a pesar de ser un sector muy competitivo… ¿Por qué una revista digital?

F.B: Bueno, realmente La Sacristía del Caminante comenzó como un simple Blog en 2013, en el que intentábamos llenar el vacío de información sobre los vinos de Jerez a nivel local. Nuestra idea era tratar temas relacionados con su mundo, desde nuestras vivencias personales y llegar a donde otros blogueros más «correctos» no eran capaces de llegar. Además el formato digital es genial porque podíamos llegar a más gente. Poco a poco nuestra comunidad de lectores fue creciendo, las colaboraciones con las bodegas del Marco y establecimientos, nos impulsaría a dar el salto a ser una Revista Digital, con una web más modernizada, con vocación divulgativa y de actualidad.

I.P: Además entiendo que complementa a la perfección tu trabajo como operario de bodega en González Byas ¿no es así?

F.B: Por supuesto, me ayuda a comprender y estudiar desde un punto de vista teórico la labor que llevo a acabo en la bodega como arrumbador; producción en vendimias, trasiegos, sacas y rocíos… el mantenimiento integral de nuestras instalaciones.

I.P: Conociendo tanto la bodega de la que formas parte, ¿compartirías con los lectores el vino que más te gusta de González Byass?

F.B: ¡Con todos! — risas — Cada Jerez tiene su momento del día, y esa es su grandeza, la gran versatilidad de estos vinos… si tuviera que recomendar alguno… serían Amontillado Viña AB y el Palo Cortado Apóstoles, dos de las grandes joyas enológicas que tenemos y de los que hay que disfrutar si o si.

I.P: ¿Y que no sean de González Byass?

F.B: Todas las casa bodegueras del marco hacen vinos de calidad, aunque es verdad que siento predilección por un Palo Cortado Dos Cortados de Williams&Humbert, Amontillado NPU de Sánchez Romate, Manzanilla Papirusa de Lustau o Fino Pavón de Grupo Caballero.

I.P: Buena selección Francisco!

F.B: Soy un apasionado del Jerez, como bien sabes.

I.P: Esa pasión también te ha llevado a analizar la sociedad jerezana desde el punto de vista del consumo del Jerez en la ciudad. De hecho, muchos de tus artículos tratan sobre ello. Tras todos estos años, ¿cómo ver hoy día el consumo del Jerez en Jerez?

F.B: Pues mejor que antes, no es que se consuma más, se consume con más conciencia. Mucha culpa la tiene la era digital, donde la información viaja sin barreras y es más accesible a todo el mundo. Incluso se pueden hacer catas a distancia — risas — impensable cuando era pequeño.

Francisco José Becerra de La Sacristía del Caminante
Francisco J. Becerra en Tabanco La Pandilla. Foto: Inma Peña.

«Los medios de difusión digitales estamos haciendo una gran labor y esfuerzo por la educación del Jerez, por su puesta en valor.»

F.B: Junto a las webs institucionales, los medios de difusión digitales estamos haciendo una gran labor y esfuerzo por la educación del Jerez, por su puesta en valor. Los jerezanos tienen que conocer lo que pide y ser embajadores de nuestro vinos. Esa es nuestra apuesta por el Jerez, que hemos hecho desde el principio en La Sacristía del Caminante.

I.P: Y ¿crees que esa apuesta favorece su consumo fuera del Marco de Jerez?

F.B: Por supuesto que sí, es el comienzo de todo, su epicentro. Poco a poco el consumo de Jerez va abriéndose camino. En caso de Andalucía, son cada vez más las marcas que podemos encontrar en Sevilla o Cádiz. De hecho, en la capital hispalense existen verdaderos bares de referencia en cuanto a referencias de Vinos de Jerez, como por ejemplo Manolo Cateca en el corazón de la ciudad.

I.P: Y el Brandy de Jerez ¿piensas que sigue siendo el gran desconocido?

F.B: En Jerez elaboramos uno de los espirituosos más nobles, y pienso que es una pena que no se hayan hecho buenas campañas de marketing para atraer nuevos consumidores que lo «redescubran». De hecho, son pocos los establecimientos en Jerez que disponen de gama amplia de Brandies de Jerez en sus cartas. Aunque es cierto que poco a poco, es una bebida que se está abriendo paso en el mundo del «Bartender«, donde la mixología da a conocer su versatilidad ante la mezcla de sabores.

Al igual que tenemos Gintonerías, deberían existir Brandylerías — risas — ¿y por qué no? Estamos en un momento que favorece mucho nuestros Brandies, gracias al auge del uso de botas previamente envinadas ‘Sherry Casks‘, que están formando parte del proceso de producción de Whiskys, Ginebras o las recientes cervezas artesanas.

I.P: Gran parte de tus lectores te conocen como el precusor de la escritura sobre el Tabanco Jerezano, establecimiento típico del Marco en el que se expiden vinos a granel.

F.B: Sí, es cierto — risas — de hecho, en muchas ocasiones incluso me han preguntado donde estaba mi propio Tabanco. Esta temática «a pie de barra» fue el gérmen de La Sacristía del Caminante, mi apuesta personal por la difusión del Jerez, porque en cierto sentido son la introducción a este vino tan complejo, lo acercan a personas jóvenes o que no lo conocen.

I.P: La Sacristía del Caminante comenzó en 2013 y ahora, seis años después y con la perspectiva que da el tiempo, ¿qué piensas sobre la evolución que han tenido este tipo de establecimiento en Jerez?

F.B: Que ahora venden más vinos de marca que a granel entre sus parroquianos. En Jerez los bares y restaurantes deben tener todas las marcas de Jerez, y el Tabanco en este sentido, es normal que haya evolucionado, que se haya reinventado. Un claro ejemplo es el Tabanco Plateros, como ha sabido adaptarse a las necesidades del cliente, de hecho, sus propietarios acaban de abrir La Frontera de Jerez, una cervecería que expide cervezas artesanas.

«Que el cliente sepa qué está consumiendo, qué vino le gusta y qué marca quiere probar, es crucial para fomentar la cultura de nuestros vinos.»

I.P: Que curioso y Francisco, ¿es algo que esperabas?

F.B: La verdad es que no, pero me alegro, porque es síntoma de que desde los Tabancos y el sector de la hostelería en general, se está apostando por la educación en el Vino de Jerez y su maridaje. Que el cliente sepa qué está consumiendo, qué vino le gusta y qué marca quiere probar, es crucial para fomentar la cultura de nuestros vinos.

En este sentido pienso que la evolución ha sido positiva, de hecho existen muchos más que los cuatro Tabancos que había en 2013. Algunos de ellos se han incluso asociado para hacer más fuerza. Además, muchos se han volcado en la cultura organizando actuaciones de flamenco, cediendo sus locales para catas de vino, presentaciones de libros, exposiciones de arte, etc.

I.P: Y respecto a las bodegas, ¿tienes esa misma sensación?

F.B: En los últimos años hemos sido testigos de como las bodegas se están abriendo al nuevo consumidor de Jerez, con un perfil muy en la línea del turismo gastrononómico. Poco a poco están dejando de lado ese hermetismo al que nos tenían acostumbrados. Ahora casi todas las bodegas del marco tienen visitas guiadas y participan de actividades relacionadas con el enoturismo.

Francisco José Becerra de La Sacristía del Caminante
Hablando con Francisco en Tabanco La Pandilla. Foto: Inma Peña.

I.P: Incluso sacan nuevas gamas de vinos que antes no se comercializaban…

F.B: Efectivamente, las bodegas más punteras apuestan por la diversificación y la innovación de sus productos, sacando a la palestra Jereces a los que no se tenía acceso. Tal es el caso de las Añadas seleccionadas de Williams & Humbert, la promoción de Vinos V.O.S. y V.O.R.S., las clasificaciones según tipos de crianza… También se han sacado nuevas marcas de Vermut elaborado a partir de Jerez, cuyo consumo en la ciudad casi cae en desuso.

Además, se está volviendo la vendimia de la variedad Pedro Ximénez en tierra Albariza, hasta ahora en manos de D.O. Montilla Moriles.

I.P: Esas nuevas divisiones en la gama básica del Jerez que vemos como nuevos productos estrellas de las bodegas ¿piensas que realmente tienen capacidad para llegar a un publico más especializado?

F.B: Por supuesto, como bien dices, hoy día podemos ver como gran parte de las bodegas del Marco están apostando por esa nueva línea comercial en los Vinos de Jerez que, por una parte favorece el incremento del precio y por otra, revaloriza su gama básica, poniendo en valor su singularidad. Tal es el caso de los Finos Tío Pepe Palmas, y el premio que el pasado julio recibió su enólogo Antonio Flores en Londres por Tío Pepe Cuatro Palmas, nombrado por la International Wine Challenge ‘el Mejor Vino del Mundo’.

I.P: ¿Crees que es una evolución lógica a la que todas las bodegas deberían adaptarse?

F.B: Hay algunas que abogan por abrir nuevos horizontes y otras más clásicas. Personalmente la labor de ampliar la gama comercial con vinos más singulares y exclusivos la veo como un acierto. Quizás no ahora, pero a largo plazo auguro muy buenos resultados.

I.P: Hoy día La Sacristía del Caminante tiene un formato digital, ¿pensáis dar el salto a la prensa escrita?

F.B: El salto a la prensa escrita requiere un presupuesto económico del que por desgracia no disponemos, de hecho no contamos con ninguna ayuda institucional… Aunque en estos momentos puedo adelantar que me encuentro inmerso en un proyecto escrito, que espero que dentro de poco pueda dar a luz.

I.P: ¡Qué en secreto lo tenías Francisco! ¿Y no podrías dar una pista a tus lectores?

F.B: A los caminantes — como cariñosamente llama a los lectores de La Sacristía del Caminante — lo que si les puedo adelantar es que estoy trabajando en un proyecto literario sobre el Vino de Jerez, todo un reto que espero superar…

***

I.P: Por supuesto que sí Francisco, no lo dudamos. Gracias por compartir esta tertulia con nosotros.

Pocas personas cuentan a sus espaldas con tantos años de experiencia escribiendo para el Jerez con tanta dedicación, esmero y cariño. Siendo capaz de transportarte desde el añejo acerbo bodeguero del XIX, hasta las últimas novedades del Marco.

Esperaremos con ansias ese proyecto en el que se encuentra inmerso, porque sin duda, dará que hablar como referente en la cultura jerezana.