Fino Caberrubia de Bodegas Luis Pérez

Fino Caberrubia es el vino más personal de Bodegas Luis Pérez, fiel reflejo de la identidad única del terruño de Barajuelas de Albariza.

Durante el proceso de asoleo los racimos son seleccionados según su evolución natural y son prensados. El mosto resultante pasa directamente a la bota sin desfangar, donde fermenta libremente. Este proceso puede durar hasta diciembre, por lo que el vino no se deslía hasta el mes de febrero. Cada bota tiene un carácter propio que depende de la madurez de la uva y grado de asoleo.

Fino Caberrubia de Bodegas Luis PérezEn el caso de Fino Caberrubia se busca que las características organolépticas del velo de flor no rivalicen con aquellas que aporta el propio terruño. Por esta razón las botas se llenan con más cantidad que en otras bodegas del Marco, con el fin de reducir la superficie del manto biológico.

Además, Fino Caberrubia está basado en el concepto Non-Vintage o selección de añadas, rescatando una fórmula que se usaba a principios del XIX para elaborar vinos en el Marco de Jerez. Esta ensamblado a parir de un cabeceo de diferentes añadas de la parcela La Barajuela, situada en la zona más alta de la viña El Corregidor, en el centro de Pago El Carrascal.

Las proporciones buscan la identidad del viñedo de suelos constituidos por Barajuelas, un tipo especial de albariza laminar que aporta el carácter atemporal de Carrascal, destacando una concentración de fruta, junto con sensaciones a sapidez y salinidad muy marcadas.

Concretamente se usan las añadas del 2013, con 5 años de crianza bajo velo de flor; la del 2014, que aporta un perfil cítrico y sápido al vino; la del 2015, con más cuerpo; y la del 2016, más fina y fresca.

Es un fino que no se llega a encabezar con alcohol añadido, por lo que su graduación se consigue de forma natural gracias a un proceso de asoleo previo de la Palomino recolectada.

Encontramos en Caberrubia gran cantidad de matices en la cata, como un fondo crítico, notas de soja, curry y nueces maduras. Tiene un potente aroma yodado y en el paso por boca se muestra equilibrado, amplio, muy sápido y salino, con un leve amargor recorre su prolongado postgusto.

De producción limitada, en esta primera saca se han embotellado un total de 3812 botellas y 60 magnums.

Revisión General
Valoración de La Sacristía del Caminante de Fino Caberrubia de Bodegas Luis Pérez.
Artículo anteriorBodegas Emilio Hidalgo: La Música clásica del Jerez
Artículo siguienteSelección de finalistas para la «9ª Copa Jerez» hasta el 15 de febrero
Artista plástica jerezana de escuela sevillana, cofundadora de la Revista Digital 'La Sacristía del Caminante' y creativa gráfica en DANTIA Tecnología. Siempre dispuesta a poner en valor la cultura de Jerez y del Jerez.