Inicio Cultura El Gremio de Toneleros y la Hermandad de Jesús Nazareno en Jerez

El Gremio de Toneleros y la Hermandad de Jesús Nazareno en Jerez

2092
Jesús Nazareno. Capilla de San juan de Letrán (Jerez)

La Tonelería es la fabricación artesanal de recipientes de madera de forma abombada, ensamblados con aros de metal, por lo general más largos que anchos y con extremos planos.

Quizás una definición algo fría para un oficio, que si lo acompañamos de las palabras ‘del Jerez’ recuerda a sabores de añejas maderas, con un largo en boca que se remonta a siglos de una arraigada cultura vinatera de herencia familiar. Como si se tratase de una cata de Vinos Generosos, hablar del gremio de la tonelería de Jerez es degustar parte de su tradición, cultura e historia.

Como curiosidad y a colación del periodo de cuaresma en el que nos encontramos envueltos, me gustaría rescatar de la memoria cofrade el origen de una de las cofradías más populares de la Semana Santa de Jerez, la Hermandad de Jesús Nazareno, de la que mi abuelo – como muchos abuelos – era hermano. Dicho origen se encuentra ligado al oficio de la Tonelería, pues antes de ser una hermandad de penitencia, sería su cofradía gremial, siendo fundada bajo la advocación de San Andrés a finales del siglo XVI, en el Real Convento de San Francisco.

Fundación de las cofradías gremiales

En la época de reconquista medieval va a desencadenarse en las ciudades un intenso auge en los sectores de la industria y el comercio, al confluir en un mismo lugar los dos mundos hasta entonces conocidos; el cristiano y el musulmán.

Este clima propiciaría la paulatina creación de numerosos oficios en las ciudades, quienes para defender sus intereses socio-económicos, se agruparían en diferentes gremios o cofradías.

Las cofradías eran hermandades de personas que compartían su mismo oficio y se dividían en dos tipos, según sus fines fueran asistenciales o religiosos. De esta forma, poco a poco van apareciendo oficios que se inscriben a una cofradía que a su vez cuenta con la protección de un santo o patrón.

Tal y como consta en el Archivo Municipal de Jerez, es a mediados del siglo XV cuando se establece en la ciudad el gremio de toneleros, por lo cual es considerado uno de los grupos gremiales más antiguos en tierras andaluzas.

Cofradía Gremial de San Andrés en Jerez

San Andrés, Capilla de San juan de Letrán (Jerez)
San Andrés, atribuído a Ignacio López, siglo XVII. Capilla de San juan de Letrán (Jerez).

Se cree que la cofradía gremial de toneleros en Jerez toma como patrón al Apóstol San Andrés a imagen y semejanza de Sevilla.

Según la leyenda hispalense “en 1550 Pedro Luis de Chipiona, oficial del gremio de Toneleros encuentra la imagen de la Virgen de la Luz en la alcantarilla que comunicaba el arroyo Tagarete con el río Guadalquivir, en una zona conocida como los Húmero de la Carretería. En torno a su milagroso descubrimiento se fundaría la actual Hermandad de La Carretería, quedando establecida su primitiva sede en el Hospital de San Andrés de los Toneleros, hoy desaparecido”.

El día 1 de Noviembre de 1584 se reunirían en el jerezano Convento de San Francisco un grupo de oficiales pertenecientes al gremio de la tonelería con el fin de fundar la Hermandad de su santo patrón San Andrés. Para poder ser aprobada canónicamente, se presentarían en Sevilla las actas y reglas de la cofradía, consiguiendo su oficialidad al año siguiente.

La Hermandad Jesús Nazareno en Jerez

La cofradía conservaría su primitiva denominación de San Andrés hasta la primera década del siglo XVII, cuando entre los años 1607 y 1621, se fusiona con la Venerable Hermandad de penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de la cual heredaría su título. Todo este proceso supondría el cambio de la hermandad gremial a cofradía de penitencia. No obstante la devoción a su santo patrón seguiría viva, celebrándose solemne función todos los años el día de su festividad, el treinta de Noviembre.

Se sabe que en torno al año 1641 la hermandad tendría su sede en una capilla situada en el claustro del convento, entre el erario de la ciudad y la denominada de los Mártires. En 1673 pasaría a ocupar la capilla de las Ánimas, propiedad de los caballeros Don Alonso y Don Francisco del Corral y de la Cueva, anexa a la portería del convento.

En esta fecha la cofradía contaba con las imágenes de San Andrés, Jesús Nazareno y un Crucificado. La dolorosa – actual imagen de Nuestra Señora de los Dolores, hermandad de Las Tres Caídas – entraría a formar parte como titular en el siglo XVIII.

Actualmente la hermandad tiene por sede la Capilla de San Juan de Letrán, a la que llegaron tras pasar multitud de vicisitudes desde que estuviera en el recinto conventual, como el periodo de invasión francesa en la ciudad, la desamortización eclesiástica, con la destrucción de gran parte de su patrimonio arquitectónico o la revolución de 1868.

Fuente e imágenes de la Hermandad de Jesús Nazareno, Jerez.