Inicio Blog El Ratonero Bodeguero Andaluz

El Ratonero Bodeguero Andaluz

9424
El Ratonero Bodeguero Andaluz

El perro Ratonero Bodeguero Andaluz es una raza canina española, cuyo origen se centra en la Andalucía occidental, estando su historia estrechamente ligada al sector bodeguero del Marco de Jerez, dónde este pequeño y ágil cazador de ratones protagonizaba un importante papel en el mantenimiento de las botas entre finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Alegres, inquietos, cariñosos y valientes, se cree que esta raza tuvo su origen genético en el cruce entre los perros terriers de los comerciantes vitivinícolas ingleses asentados en la zona durante este periodo de tiempo, en su mayoría Smooth Fox Terrier de pelo liso, con razas autóctonas cuya utilidad se centraba fundamentalmente en la caza de roedores y alimañas que anidaban en bodegas y cuadras.

Ratonero Bodeguero Andaluz: Características y temperamento

El Ratonero Bodeguero Andaluz
Cuadro perteneciente a los fondos de la colección pictórica de Bodegas Marqués del Real Tesoro, Jerez.

El ‘Ratonero Bodeguero Andaluz’ se caracteriza por tener un tamaño mediano, con complexión delgada y atlética, cuyo peso adulto oscila entre 7 y 8 kilos. Su pelaje liso, corto y denso es de color fundamentalmente blanco, con algunas manchas en tonalidades negras y fuego. La tonalidad clara es predominante en la raza, ya que de forma intencionada fue escogida durante la crianza para diferenciarlos en la oscuridad tan característica de las bodegas.

Como todo terrier es enérgico e inteligente, su facultad cazadora innata hace que siempre se encuentre alerta y listo para pasar a la acción. Así mismo, la fidelidad que demuestra en lo hacen un perfecto perro de compañía.

Reconocimiento y normalización de la raza

1983

Son presentados los primero estatutos de la asociación de criadores ante el Ministerio del Interior por Bartolomé Benítez Pérez-Luna.

Fundación del Club Nacional del Perro Ratonero Andaluz.

Nace el primer grupo de trabajo encargado de presentar la nueva raza en diferentes exposiciones caninas y ganaderas a través toda la geografía andaluza.

Durante este periodo la localización, medición y control de los ejemplares existentes resulta crucial para establecer las bases del estándar oficial de la raza. En este sentido cabe destacar el compromiso de criadores de la raza, como Nicolás Domecq, Manuel Clemente o Antón Mateo, cuya labor comercial estaba relacionada con la agricultura y ganadería.

1997

Se redacta el primer estándar oficial de la raza, gracias a la colaboración de la Facultad Veterinaria de Córdoba.

1998

Durante la asamblea extraordinaria del Club Nacional del Perro Ratonero Bodeguero Andaluz se aprueba el  estándar oficial de la raza, siendo presidente Bartolomé Benítez y contando con nuevos miembros aficionados como Manuel Mateo, Sebastián Guzmán o Juan Antonio Jaén Téllez, dando el impulso definitivo para para el posterior reconocimiento oficial.

2000

La raza es reconocida por el Ministerio de Agricultura y la Real Sociedad Canina de España en Jerez de la Frontera, aprobando el estándar y englobándolo en el Grupo III, sección 1ª: Terriers de talla grande y media.

2001

El Club Nacional del Perro Ratonero Bodeguero Andaluz recibe el premio Ladrido de Oro otorgado por la revista El Mundo del Perro, con motivo de las IV Jornadas Artero de Peluquería Canina.

2002

Se publica la primera monografía oficial de la raza, presentada en Sotogrande (Cádiz), siendo Juan Antonio Jaén Téllez presidente del Club.

2014

Se publica en el Boletín Oficial del Estado el Prototipo racial del Ratonero Bodeguero Andaluz regularizándose el oficial reconocimiento de las Organizaciones y Asociaciones de Criadores de Perros de Raza Pura.

Reconocimiento como raza internacional por la FCI

Actualmente es una raza reconocida por la Real Sociedad Canina de España, aunque todavía no por la Federación Cinológica Internacional FCI, de ahí la importancia de registrarlos.

Dichos registros son equivalentes a un pedigree y se le pueden hacer a cualquier perro de pura raza. Los requisitos necesarios son que el animal tenga un año o mas, vacunas y chip, inscribirlo en cualquier exposición nacional o internacional para registro inicial y abonar una tasa a la RSCE (42€).

El registro inicial equivale al pedigree y al no haber constancia de sus progenitores estará en blanco, por ello se registrara el libro RRC (registros iniciales). Una vez el ejemplar tuviera tres generaciones, pasaría a LOE.

Para más información al respecto podéis ponerse en contacto con el Club Nacional del Ratonero Bodeguero Andaluz CERBA (http://www.ratonerobodeguero.org/) quienes este año en las Fiestas de San Antón organizan una convivencia en que reunir el mayor numero de bodegueros posibles, para dar una mayor visibilidad a la raza.