Inicio Opinión Catar o coleccionar, he ahí la cuestión

Catar o coleccionar, he ahí la cuestión

61
Amontillado Fino de Bodegas Hijos de Agustín Blázquez en Copa Jerez 2019. Fotografía de Paco Barroso.
Amontillado Fino de Bodegas Hijos de Agustín Blázquez en Copa Jerez 2019. Fotografía de Paco Barroso.

Quien me conoce sabe la afición que tengo por los Vinos de Jerez. Me gusta probarlos y compararlos en buena compañía, para conocer las características e impronta que las casas bodegueras dan a su producto.

En la edición “Copa Jerez 2019” que tuvo lugar en el Teatro Villamarta, durante la presentación del madrileño Corral de la Morería, sirvieron a los asistentes el extinto generoso Carta Blanca de las antiguas bodegas Hijos de Agustín Blázquez, en catavino alto y pipeta, por la escasez del producto en nuestros días.

Obviamente el paso del tiempo en botella, había hecho que evolucionara de su concepción de Amontillado Fino inicial cuando fue embotellado. A pesar de ello, poder catar un Jerez bajo una marca que ya no se produce es toda una oportunidad que no se encuentra al alcance de muchas personas.

Esta moda por desempolvar los Jereces del mueble bar, que desde hace unos años parece estar de moda, me lleva a la reflexión sobre si cuando tenemos la oportunidad de abrir una botella antigua – que hoy en día pueda considerarse pieza de coleccionismo – debemos abrirla para probar su contenido o conservarla para revalorizar su precio, aunque no sepamos para qué fin.

Hay personas que afirman que es un sacrilegio, otras, que para eso está el vino, para ser consumido. En mi caso, no me decido por una opción u otra, porque coincido en algo con ambos puntos de vista, pero no del todo.

Una botella de un Jerez que ya no se elabora, con el paso de los años se convierte en una rareza, las pocas unidades que se pueden conservar hacen que gane exclusividad, frente a la idea de ser un producto reproducible en el tiempo. Pero su fin es consumo humano, y si no se produce, ¿cómo se puede demostrar su finura? Aunque por contra, ¿tiene sentido catar un vino cuyas características han evolucionado?

Artículo anteriorLas Bodegas Osborne, González Byass y Lustau son galardonadas de los Premios Verema 2020
Artículo siguienteEl Freidor de La Calle Arcos con La Sacristía del Caminante
Artista plástica jerezana de escuela sevillana, cofundadora de la Revista Digital 'La Sacristía del Caminante' y creativa gráfica en DANTIA Tecnología. Siempre dispuesta a poner en valor la cultura de Jerez y del Jerez.