Inicio Cultura El Cream, Cádiz y su Carnaval

El Cream, Cádiz y su Carnaval

421
Compartir
El Cream, Cádiz y su Carnaval

Ya está aquí la final del carnaval gaditano, con sus coplillas y canciones denunciando y haciéndonos reír en estos momentos difíciles. A mí particularmente me gustan las chirigotas, y las comparsas de los cachetes pintados con círculos rojos, pero vamos, el libro de los gustos está en blanco.

Con estas fiestas ya están ‘los baches’ de Cádiz en pleno auge, y es que a esa brisa marina que embriaga las calles de la localidad gaditana le pega un buen vino, y en este caso es indudablemente el vino de Jerez.

El Cream, Cádiz y su CarnavalDonde paladear un buen oloroso dulce… perdón, un cream, que ya el oloroso dulce no existe, aunque exista, pero los que ponen los nombre de las gama de vino de Jerez ya no son los capataces, sino los expertos “zeñore” de “La hunta” que con sus buenos curriculum son los que verdad entienden las gamas de jereces, siempre, para no llevar a la confusión al pobre consumidor.

Y es que en Cádiz siempre se ha bebido mucho Cream ¿Así verdad? un buen mercado para vender los vinos dulces de nuestras bodegas que dicho sea de paso, están todos de lujo. La historia es que aunque el fino, el oloroso y el amontillado jerezano están entrando poco a poco en este cercano mercado. “Y el Palo Cortao… ¿Dónde lo dejas?” “Un palo te voy a dar yo en la cabesa Pisha” … no es que lo conozcan mucho digamos. Pero estas diferentes gamas de jereces cada vez se beben más a índices escalonados, sobre todo después de la publicidad gratuita hacia nuestros generosos que nos dio Arturo Pérez Reverte en su novela “El Asedio”.
Sesión de Semifinales del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas (COAC) de Cádiz 2014. Foto de Tio Pepe
Si entras en un bar de Cádiz, los baches; el equivalente al tabanco jerezano, notarás una gran diferencia, aquí no hay carteles de toros, de vírgenes, ni nudillos para entonarse por bulerías, ni banderitas del Xerez F.C… lo que te encontrarás en la mayoría de estos establecimientos son cuadros de comparsas, banderas del Cádiz C.F, cuadros de la Mar y un tío al lado que reza a Martínez Ares todos los días. Allí te entonas distinto, otro arte, su ironía, sin duda, tomarte un vino de Jerez en Cádiz es de categoría, y más cuando eres de Jerez aunque te apetezca el dulce, te pides el oloroso no sé porqué… parafraseando al Comandante Lara… el vino a los jerezanos no nos emborrasha…hip”. Y es que el mercado del Jerez vale para todos los momentos, y en Cádiz, bajo la bandera del Cream, el consumo de los vinos de Jerez aumenta poco a poco y donde antes un supermercado patrocinaba las comparsas, ahora patrocinan la fiesta del dios Momo una bodega de Jerez con mucha ‘Solera’.
Sesión de Semifinales del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas (COAC) de Cádiz 2014. Foto de Tio Pepe
Así deben de sonar mejor esas coplas y alegrías, que por palmas por bulerías sonríen a Jerez como nosotros lo maridamos con su artística gastronomía gaditana. Y es que tomarse el Jerez dulce o seco en un vaso, o en catavino (mejor dos para no quedarse cojo, que es mala pata) mientras se escucha un pasacalles en el Palillero le tiene que gustar a cualquiera con sentido común. Normal, repito, que las ventas de dulce se disparen en Cádiz durante el Carnaval y nos lo espeta un gaditano del barrio de Santa MaríaA todos los gaditanos nos gustan el vino dulce de Jerez, bueno… a todos menos a los brigadas, que a esos le gusta el txacolí… aunque ¡Shiiss…! El otro día vi a uno en la plaza del Mentidero bebiendo ‘Solera’ (el cream de González Byass) que bastinaso pisha” eso sin duda, es sabiduría compañero ¡Feliz Carnaval!